artículo de opinión
25 DE Enero DE 2018 / 12:30

Las cartas legendarias sin las que no sobrevivirás a una competición de Clash Royale

Siempre celebramos cuando nos tocan en un cofre, pero, ¿sabemos con qué usarlas y contra qué?
Cuando nos toca una carta legendaria en Clash Royale, siempre nos venimos arriba. Incluso cuando no nos toca la que nosotros queríamos. Y es que todos sabemos que son útiles, cada una según en qué mazo. Pero lo cierto es que algunas son “mejores” que otras, y por eso es más común verlas en los mazos de los jugadores profesionales.
 
Sabemos que hay cartas legendarias que combinan a la perfección con otras de calidad inferior. A veces podemos llegar a crear combos devastadores, aunque nuestro rival puede también pararnos los pies con facilidad si no tenemos cuidado. ¿Cuáles son las legendarias que más hemos visto en las últimas competiciones de Clash Royale? ¿Cuáles no deben faltar en nuestro mazo? Vamos a hacer un repaso de las más usadas y de cómo podemos sacar todo su potencial.
 

Megacaballero

 
El Megacaballero es una carta potente, muchos llegan a considerarla completamente OP. Cae del cielo causando daño a su alrededor y puede saltar hacia su siguiente objetivo, también haciendo mucha pupa. Sin embargo, su daño por segundo no es tan alto como debería por su coste, por lo que en realidad puede ser fácil bajarlo, incluso con unos pocos Murciélagos.
 
¿Con qué usarlo? Dado que es una carta de coste 7 de elixir, quizás te venga bien tener en el mazo un Recolector. Usar el Megacaballero y tener la posibilidad en seguida de llenar el campo de tropas pequeñas para distraer puede ser muy útil. Bien acompañado, se puede convertir en un dolor de cabeza insoportable. Coloca en tu mazo alguna carta como Flechas o Descarga para poder defenderte de las Hordas de esbirros o los Murciélagos.
 
¿Qué uso contra él? El Dragón Infernal (del que hablamos un poco más adelante) es perfecto para tumbar a cualquier unidad del estilo del Megacaballero. Además, podrá resistir los hechizos que acabarían con otras tropas, como los ya mencionados Murciélagos y Horda de esbirros. Lo mejor es distraer al Megacaballero con una estructura, para que no cause daño a ninguna de nuestras torres. Una Torre de Tesla o una Torre Infernal nos vendrán de perlas.
 
 

Minero

 
Es una de las cartas más utilizadas. En la pasada temporada de la Superliga lo vimos en casi todos los mazos. Y es que el minero, bien combinado, es una auténtica pesadilla. Es muy versátil en mazos de bait y en control, aunque tiene sus dificultades.
 
¿Con qué usarlo? Combinarlo con Veneno es lo más común y también lo más efectivo. Así, además del daño que de por sí el Veneno puede hacer a la torre, librará al Minero de amenazas como los esqueletos.
 
¿Qué uso contra él? Los guardias o el Tornado pueden venirte muy bien para desviar al Minero de su objetivo. También tropas como el Ejército de esqueletos o los Murciélagos pueden acabar fácilmente con él.
 

Dragón Infernal

 
Ya lo hemos mencionado, pero el Dragón Infernal es mucho más que un tumba-tanques. Tiene bastante vida y su daño va escalando a gran velocidad, lo que le permite vencer a otras unidades de similares stats, como la Mosquetera, el Bebé Dragón, el Mago de Hielo o el Mega Esbirro.
 
¿Con qué usarlo? Si lo acompañamos de pequeñas tropas que se encarguen de lo que nos lance el enemigo, permitiendo que el Dragón Infernal pueda llegar a la torre, podemos hacer mucho daño. Un Bebé Dragón o un Mago pueden ayudarnos bastante, pero son algo más costosos, por lo que igual nos vendría bien tener un Recolector.
 
¿Qué usar contra él? Voy a hablar de él más adelante, pero aquí está claro lo que debemos usar. El Mago Eléctrico detiene el incesante rayo del Dragón Infernal, por lo que consigue que no vaya ganando daño con el tiempo. Pero si no andáis generosos de cartas legendarias, hasta con unos murciélagos podéis haceros con él. Si en ese momento no tenéis cartas que dañen a tropas en el aire, también podeis intentar distraer al Dragón Infernal con un Ejército de esqueletos mientras la torre se encarga de acabar con él.
 

Cementerio

 
El cementerio es una carta muy fácil de jugar y puede usarse tanto para defender como para atacar. Lanzadla mientras es vuestro tanque el que está recibiendo el daño, y ya puede el contrario despedirse de su torre. Por otro lado, también es perfecta para tumbar tanques y distraer.
 
¿Con qué la uso? Cementerio es una carta muy versátil, aunque los mazos más comunes la acompañan de Gigante o Montapuercos. Un Gólem de hielo también nos puede venir fetén. Hasta con Minero puede hacer buenas migas.
 
¿Qué uso contra el Cementerio? Los counters más comunes son Valkyria, Bebé Dragón, Ejército de esqueletos o la Horda de esbirros. También los Esbirros (sin horda) son muy útiles, y de menos coste. El Mago de hielo, las Arqueras o (y esto ya es pasarse un poco de Elixir) el Trío de Mosqueteras son perfectos para deshacerse de esta amenaza.
 
 

Princesa

 
La Princesa ha gozado de mucha popularidad, aunque últimamente no aparece tan a menudo. Su alto rango y su ataque en área son perfectos para acabar con las tropas más numerosas. Sin embargo, no tiene tanto daño como le gustaría y es algo lenta, por lo que hay que saber bien con qué combinarla.
 
La principal estrategia a seguir con la Princesa, es invocarla lo más lejos posible, detrás de las torres, para que pueda disparar desde la seguridad del hogar.
 
¿Con qué la uso? Combinada con la Bandida, la Pandilla o una Torre infernal es perfecta. Algunos también la usan para defender a cartas como el Príncipe o el Montapuercos de los Ejércitos de esqueletos.
 
¿Cómo acabar con ella? La Princesa es débil, por muy útil que resulte, y si no estamos distraídos con cartas que nos estén causando más daño, es fácil que terminemos con esta molestia. Veneno, Flechas y Tronco son los hechizos que más usamos para acabar con la Princesa. Minero también es una buena opción cuando la Princesa está escondida detrás de la torre. Bola de fuego, aunque supone un coste importante, puede terminar con esta amenaza, y, con suerte, dañar la torre enemiga.
 

El tronco

 
Con tan solo dos de Elixir tenemos ante nosotros la mejor forma de limpiar oleadas. El tronco es una de las legendarias más utilizadas, y no es para menos. Puede frenar todo lo que se le ponga por delante, incluido el Príncipe, que pierde su carga si hay un tronco de por medio. Además, para rematar una torre con poca vida es perfecto, si bien no es tan versátil como la Descarga.
 
¿Con qué usarla? Lo mejor del Tronco es que puede ir en cualquier mazo sin necesidad de crear ningún tipo de sinergia. Así, es perfecto para acabar con todo tipo de Duendes (Barril de duendes incluido), Princesas, Ejércitos de esqueletos… Incluso puede usarse para frenar a una Valkyria o a los Bárbaros.
 
¿Qué uso contra él? Está claro que no podemos frenar un Tronco de ninguna manera. Lo mejor, una vez sepamos que el adversario tiene un Tronco, es no gastar todo nuestro Elixir para generar una ofensiva fácilmente eliminable por un Tronco. Es decir, tenemos que intentar tener unidades aéreas para esos momentos en los que un Ejército de esqueletos no va a poder frenar a un tanque.
 
 

Mago Eléctrico

 
Es el rey de las cartas legendarias, aunque no sea el más poderoso, ya que puede enfrentarse a cartas que, si no tenemos un Mago Eléctrico, nos harían la vida imposible. Este mago es una Descarga andante, por lo que reinicia el ataque de cartas como el Dragón Infernal y hace que las unidades que reciben su ataque cambien de objetivo. Es muy versátil y bastante poderosa, aunque en un uno contra uno con según qué cartas puede no acabar bien.
 
Es el enemigo natural de Chispitas. Si tu adversario usa esa legendaria, sólo tienes que sacar un Mago Eléctrico y ver cómo su carta de coste 6 queda como un peso completamente inútil.
 
¿Con qué la uso? Mazos de bait o mazos de control funcionan a la perfección con este mago. Es el counter de muchas cartas y sirve tanto para el ataque como para la defensa. Eso sí, será mejor que lo protejas con una Horda de esbirros o un Ejército de esqueletos, ya que sólo puede atacar a dos enemigos a la vez.
 
¿Qué uso para derrotarlo? A pesar de su versatilidad, el Mago Eléctrico queda en nada ante tropas numerosas. Un Ejército de esqueletos o incluso unos Murciélagos de coste 2 podrán acabar con él sin problema. Tampoco es un rival a la altura del Mini P.E.K.K.A. o del Príncipe, aunque a éste puede frenarle su carga.
 
 
 
¿Os ha gustado esta lista? No hemos añadido al Fantasma Real porque, a pesar de su potencial, estamos a la espera de ver cómo se desarrolla con su nerfeo. Por supuesto, hay muchas legendarias más que podéis preferir tener en vuestro mazo. Lo mejor al final es saber combinar las cartas, sólo así se consigue la victoria.

Comentarios

Imagen de Kendall
Kendall
Hace 23d 4h 24m 53s
+1
-4
-1

para frenar al MK siempre se suele echar PEKKA porque cuestan los mismo y suele tener algo de ventaja y sobre el tronco no creo que pueda ir en cualquier mazo porque siempre hay que pensar la estrategia qu quieres hacer y ver si el tronco encaja o no

por el resto buen articulo!