Analizamos el nuevo dragón
13 DE Noviembre DE 2018 / 19:32

Vuelve la polémica ¿Nerf al Dragón Eléctrico?

La última carta de Supercell ha causado polémica en el panorama del Clash Royale.
Hace escasas semanas de la salida del Dragón Eléctrico, la nueva carta épica de coste 5 que está trayendo mucha polémica a la escena competitiva. 
 
Supercell tiene la mala costumbre de lanzar nuevas cartas al metajuego a pesar de ser demasiado potentes. Esta mala maña provoca que en un muy corto periodo de tiempo se vean obligados a empeorar las estadísticas del naipe. Ejemplos de ello son la Bruja Nocturna o los Reclutas Reales.
 
El aroma a modificación del dragón se percibía desde la distancia cuando entre partidas de Ladder o en Desafíos se disparó su uso. Las estadísticas no mienten y un incremento del 36% en su uso frente al 62% de victorias son números que auguran un final similar al que sufrió otras cartas.

 
Toda acción encuentra una oposición de igual intensidad en sentido opuesto y la respuesta que ha encontrado el metajuego contra el Dragón Eléctrico ha sido el Rayo, carta que se perfila como réplica natural del superpoderoso reptil. Por supuesto, la cara negativa de tener un elemento demasiado potente y que permite obtener mejores resultados en desafíos es que fuerza al resto de jugadores a adaptarse a su alrededor, lo que genera una aburrida mecánica tanto para profesionales como para casuales.
 
¿Tomará cartas en el asunto Supercell? ¿Podremos esperar una actualización de emergencia para disminuir las estadísticas del Dragón Eléctrico tal y como sucedió con otras cartas en el pasado? Solo el tiempo lo dirá.