No cedieron ningún mapa
26 DE Noviembre DE 2018 / 17:48

Baecon GG se lleva las finales de la 4Seasons ante Black Claw

Los portugueses se alzaron campeones en la fase final presencial.

La fase final del torneo 4Seasons daba cita en Madrid a los tres equipos clasificados tras una disputada liga regular. Todos ellos llegaban con posibilidades de levantar el trofeo y hacerse con el mayor premio posible, pero fue Baecon GG el que terminó por llevarselo ante un espléndido Black Claw.

La primera fase decidía qué equipo pasaba directamente a la final, mientras que los dos restantes tendrían que luchar por la otra plaza. El partido de apertura enfrentó a Lanzz Gaming y a Black Claw en el mapa de Nuke. Al equipo de Black Claw se le atragantó de cierto modo el inicio de partida desde el lado antiterrorista, pero poco tardaron darle la vuelta al marcador para ponerse por delante. Sin embargo, los chicos de Lanzz mostraron mayor comodidad a lo largo de la partida, que finalmente caería de su parte y sumarían su primera victoria.
 
Llegaba el turno del estreno de Baecon GG, equipo al que solo Black Claw había conseguido derrotar en la fase regular. Los portugueses eran conscientes del potencial de su rival y lo corroboraron durante todo el encuentro en el mapa de Nuke. Tal era la igualdad, que el partido se decidió tras dos overtime con los portugueses como ganadores. Este resultado mandaría a Black Claw a semifinales y serviría la emoción para el siguiente partido.
 
Para cerrar la fase de ‘RoundRobin’, Lanzz y Baecon lucharían en Cache por la clasificación directa a la final. Los españoles no les pusieron las cosas fáciles, pero la experiencia de los rivales fue notoria en este mapa decisivo. De este modo, sería el conjunto luso el que se ahorraría jugar la eliminatoria previa a la final.
 
 
Las semifinales enfrentaron a los dos equipos nacionales. El precedente más próximo entre ambos se había dado hace unas horas antes y daría la posibilidad de revancha a uno de ellos. En esta ocasión sería al mejor de tres partidas. La primera se la llevó Lanzz en un Cache muy bien ejecutado. A pesar de ello, los jugadores de Black Claw no bajaron la cabeza y comenzaron a jugar como suelen acostumbrar.
 
Primero fue en Inferno y posteriormente en Dust2. La remontada terminó por ser una realidad tras dos partidas en las que Black Claw no concedió ninguna oportunidad a su rival. Desde el apartado táctico y con jugadas elaboradas a la perfección lograron un merecido puesto en la final.
 
 
La gran final ibérica citaba a dos de los mejores equipos de la liga. La calidad y experiencia de los portugueses frente al ímpetu y la humildad de los españoles. Estos últimos disputaban su primera final presencial juntos, lo que significaba un momento especial para ellos y no iban a desaprovecharlo. El primer mapa de la eliminatoria, Dust2, seguiría el mismo guion que el partido jugado por la mañana. La victoria se decantó para el lado de Baecon tras un ajustado overtime.
 
En Train podía decidirse si la final tenía ganador o, en cambio, mantenía la emoción hasta el último instante. En esta ocasión la diferencia fue ligeramente notable. El cansancio por acumulación de partidos pasó factura a Black Claw, que plantó cara en cada ronda disputada, y Baecon se coronó con un 2-0 en la eliminatoria. El nivel mostrado durante todo el torneo fue digno de elogio y la emoción estuvo servida hasta el último segundo.