Desastre organizativo el primer día
20 DE Enero DE 2019 / 11:38

Retraso por amenaza de armas en la iBP Masters

Retrasos, evacuación y polémica.
iBUYPOWER Masters ha sido el centro de todas las miradas en su primer día, aunque lamentablemente el foco de interés ha sido el mayúsculo desastre organizativo.
 
El torneo parecía destinado al fracaso desde el primer momento. Los jugadores se quejaban de que podían ver la pantalla gigante destinada al público. El mismo n0thing publicaba un vídeo desde el área de jugadores en el que ilustraba el problema. 
 
Este primer obstáculo arrastró el inicio del torneo por más de cinco horas, situación que recuerda a los retrasos recurrentes en torneos presenciales en España. Lamentablemente, el atraso del horario fue solo el comienzo de una serie de catastróficas desdichas
 
Una vez la organización del torneo decidió poner en marcha el primer partido, los asistentes se vieron obligados a seguirlo en dos pequeños televisores colocados a pie de escenario. El pequeño tamaño de las pantallas ha sido objeto de burla, sobre todo por los desafortunados asistentes que pagaron extra para tener asiento en el palco.
 
 
 
Cuando parecía que nada podía ir peor para iBP sucedió uno de los momentos más surrealistas en la historia de los deportes electrónicos. La megafonía del local anunciaba que todos los asistentes debían abandonar el recinto y, de querer volver a entrar, debían pasar por un registro de bolsos y mochilas.
 
Aparentemente, la chispa saltó en Twitter cuando DeKay, conocido periodista, se enzarzó en una discusión con zonic, entrenador de Astralis. El reportero dijo abiertamente en la conocida red social que la organización permitía entrar a espectadores sin ser registrados, lo cual no gustó al danés. 
 
 
Aunque terceras partes se involucraran en la conversación, la sangre no llegó al río y ambas partes firmarón la paz cuando DeKay confirmó que había tratado de contactar en privado a la organización del torneo antes de publicar el trino.
 
Según João Ferreira, periodista especializado en deportes electrónicos presente en el momento de los hechos, hubo una amenaza por armas que desencadenó el protocolo de evacuación
 
A los problemas organizativos hubo que añadir los de producción: falta de sonido en el juego, comentaristas sepaarados en estéreo y ruido robótico y estático constante. Una combinación explosiva.
 
 
Dado el coctel de infortunios, iBP decidió jugar el resto de partidos del día fuera de línea y ofreció un reembolso a sus espectadores por la primera jornada de torneo.
 
 
Parece que la historia de iBUYPOWER arreglando partidos no ha sido efectiva ni extensible a arreglar torneos.