artículo de opinión
30 DE Octubre DE 2017 / 21:52

El papel de los equipos españoles en la Clash of Nations

Con la presencia de equipos internacionales como Kinguin y ex-Outlaws la ESL Clash of Nations dejó sorpresas para algunos y certezas para otros. El nivel que mostraron los jugadores fue alto y la respuesta de la gente aún mejor.
 
Dentro del Madrid Gaming Experience sobresale el evento llevado a cabo por ESL y Movistar, retomando una vieja costumbre del Counter-Strike, la de pisar fuerte en los deportes electrónicos nacionales. El choque entre naciones reveló algunas de las deudas de los equipos españoles a la hora de salir a dar batalla frente a extranjeros y los midió entre sí confirmando la superioridad de unos sobre otros.
 
Dejando de lado los temas externos al juego y centrándonos totalmente en nuestro tópico especial, el análisis de los equipos, la nobleza obliga y con la mayor objetividad existente debo aclarar que no ha sorprendido el nivel de nuestros compatriotas, sino más bien la incapacidad de explotar potenciales extraordinarios que llevan ciertos jugadores.
 
Dando comienzo al análisis desde lo más básico hacía algo profundo y con conceptos aplicables dentro del juego, debo someter, de ahora en adelante, el término "equipos españoles" al más básico de sus entendimientos: Un equipo español es aquel que cuenta con mayoría de jugadores españoles dentro del quinteto(3 o más sobre un total de 5). Así tanto Giants como KPI también son, y con razón, equipos españoles.
fallo
Al respecto se debe aclarar que es costumbre no tomar en cuenta en donde reside la organización, el indicador por excelencia de la procedencia de un equipo, a diferencia de deportes como el fútbol, viene de la mano con la nacionalidad de los jugadores que conforman el mismo.
 
KPI Gaming (Exerz, arki, EMENK, shhhack y xikii)

 
 
A la altura de lo esperado, quizás un escalón por debajo. Lo de KPI no fue para nada malo, un partido que parecía ganado frente al mejor equipo nacional terminó en su contra por detalles mínimos. En la primer ronda tocó tropezar contra ex-Outlaws, algunos fallos los transformaron en la sombra de lo que solemos ver de parte de este quinteto.
 
Grandes problemas en el lado terrorista
 
Las rondas rápidas causaron un impacto grande, pero no supieron explotar ese recurso lo suficiente, en consecuencia el rival podía leer fácilmente el juego de KPI. Destaca el uso ineficiente de la ventaja numérica tanto en mitad de la ronda como en situaciones post plant (reiteradas veces en las que lograron plantar C4 en el punto de B perdieron por un mal setup post-plant y/o errores de comunicación).
 
Un buen uso de la utilidad en los primeros momentos de ronda hubiera servido de factor principal para incomodar al rival y reducirle el dominio del mapa. Así mismo sorprende el nulo impacto, derivado del poco uso, del AWP en el lado terrorista, perdiendo así un recurso sumamente valioso. Siguiendo con la poca influencia, sobresale una única ronda en la que el lurkeo rindió sus frutos, en conclusión, se sintió muy poco el peso del rol del lurker en el partido (en sus diversas funciones: búsqueda de información, corte de apoyos rivales, generar presencia y dudas, etcétera).
 
Faltó variación de setups e ideas nuevas, acomodarse al estilo del rival ya que no supieron imponer su modo de juego. Posibles soluciones interpretando el macro juego podrían ser las de explotar los errores rivales de manera mas eficiente (requiere de un primer paso que los genere), puede ser tanto jugando rondas rápidas, como también variar el setup pasivo y jugarlo en duplas para hacer el 2x1(3x2 u 4x3 si el rival jugaba agresivo en conjunto) cuando el rival decida dominar ciertas parte del mapa y lograr un buen tradeo inicial. En ciertos casos que lograron esto no consiguieron gestionar bien la ventaja numérica (ejemplificado arriba).
 
Una versión desconocida en defensa
 
Unas pocas semanas atrás lanzamos un artículo referido a este nuevo KPI Gaming, en el mismo se destacaba un sello poco visto en la escena nacional, la paciencia con la que jugaban las rondas, tanto del lado defensivo como en ataque. Siempre reaccionando al error del rival, sin dejarse llevar por los momentos del juego.
 
Una frase ideal para describir el plan de juego que mostraron en la ESL Masters, citando a Descartes: "Pienso, luego existo". Ya no es excusa la presión, la LAN, el publico mucho menos si era en suelo nacional, la experiencia sobra ¿Faltará tiempo para pulir detalles o seguiremos viendo impresiciones?
 
Lo de KPI no fue para nada malo, pero el lado defensivo demostró un equipo ansioso que no supo manejar correctamente las ventajas ni la información que obtenían. También, claro, no debomos olvidarnos que el rival juega, practica y dedica horas de su vida a esto. No quito merito a los bulgaros, pero creo que este quinteto podía haber dado mucho más como lo hizo contra Movistar Riders (que luego venció a los ex-Outlaws). La brecha no es tan amplia, estamos llegando.
 
Giants Gaming (TorPe, rmn, MUTiRiS, NaOw y MusambaN1)

 
 
Después desempeño por debajo de lo esperado en Portugal, los gigantes volvían a competir en una LAN, con equipos de renombre, lo que cargaba más presión en sus hombros ya que representaba una prueba de fuego para saber donde están. Y por lo visto, aún falta mucho. Un arranque prometedor se fue desvaneciendo con el correr de los partidos.
 
La inconsistencia como estandarte
 
Al menos para quienes vemos el potencial enorme que tiene Giants, no fue sorpresa la victoria frente a Movistar Riders. Tampoco lo fue la derrota abultada en manos de Kinguin, pero sí que asusta el nivel mostrado contra el equipo alemán PANTHERS. Pueden dar más.
 
Se jugó un mapa que le sienta bien a los gigantes, o al menos hasta hace poco así lo era. A pesar de un map pool corto, lo más llamativo de todo es la inconsistencia que tiene el quinteto. El arranque del torneo, que parecía arrollador, terminó en un tímido mano a mano frente al equipo alemán y, una vez más, el desenlace nos dio un resultado por debajo de las expectativas.
 
La culpa es colectiva. No señalo con un dedo en base a estadísticas individuales, la inconsistencia tan grande que acarrean es el problema principal de Giants. La búsqueda de soluciones parece estar errada, lejos de la convivencia y sin conocer pormenores de un equipo con poco tiempo, urge la necesidad de verlos diversificar las visiones de juego/planteamientos del partido, siendo necesario cambiar los roles o darle más peso a las calls de otro jugador para poder reaccionar ante una situación en la cual se ven atropellados por el rival (ocurrió frente a PANTHERS donde no supieron reaccionar ante un rival que sabía contrarrestar su juego).
 
Brillando en la oscuridad
 
Siempre lo remarco, y lo haré una vez más, el Counter-Strike es un juego en equipo, por consiguiente lo colectivo es lo primero. A pesar de ello no podemos hacer la vista gorda ante la presencia de un jugador de la talla de Cristopher "MUTiRiS" Fernandes, su trabajo, sin importar el resultado del equipo, es sobresaliente.
 
Esto se da gracias a un sistema que lo hace brillar, dándole el espacio que las estrellas necesitan, en tal caso podríamos compararlo con Marcelo "coldzera" David de SK Gaming, quien en EPICENTER volvió a tener un rol de primer estrella después de jugar como soporte por varios torneos seguidos.
 
El destaque de uno depende de todos, pero los demás roles deberán causar otro tipo de impacto. Y ahí se encuentra la oscuridad de este Giants. No han sabido manejarse por fuera de lo que es la ventaja que genera tener jugadores de la talla de Cristopher "MUTiRiS" Fernandes, no hay otro capaz de asumir semejante responsabilidad, y talento para hacerlo no les falta. Esto tiene relación directa con el punto anterior, a partir de aquí se verán obligados a diversificar (roles, mapas, visiones, etcétera) para volver a encontrarse.
 
Movistar Riders (donQ, ALEX, dragunov, meisoN y mopoz)

 
 
Por ultimo, y no por casualidad, sino por consecuencia de una excelente actuación, remarcaremos las virtudes de un Movistar Riders que dejó a Kinguin tambaleando en la cuerda floja. Un 3/4 puesto lleno de merito propio de un equipo con un talento absurdo que poco a poco va sabiendo demostrar con resultados.
 
Cada vez un poco más cerca
 
Movistar Riders nos mostró el camino en la DreamHack Valencia cuando venció a EnVyUs, y volvió a abrirse paso en la escena europea durante la Clash of Nations alcanzando una semifinal que se escapó por detalles frente a Kinguin. Fácil remarcar fallos, pero mejor aún admirar las virtudes. En el camino hacía el 3/4 puesto se dejó atrás a los ex-Outlaws, equipo establecido en el tier 3 Europeo.
 
Los detalles de un equipo que ya viene jugando hace tiempo se notan. El trabajo en los errores también. Y si, la frase escogida para el subtitulo estará un poco trillada en un país que vive de ilusión en ilusión, pero lo de este quinteto es pura realidad, llevan tiempo juntos (antiguamente KPI Gaming) y cada día se los nota un poco mejor, un paso más cerca.
 
Ya no quedan grande de talla los equipos como Kinguin (ESEA MDL, ex-Pro League) ni ex-Outlaws (Minor EU), ni las competiciones europeas (ESEA MDL, Minors, DreamHack Open), estamos a la altura, y seguimos construyendo algo que apunta lejos (ESL Masters, SLO, CoN, DH Valencia). Para nada descabellado, por el contrario, muy acorde a la realidad, me atrevo a situar a Movistar Riders cerca del tier 3 internacional (ex-Outlaws, eXtatus, PRIDE, Kinguin, por citar diversos ejemplos).
 

El trabajo táctico está a la altura

 
El trabajo táctico de Movistar Riders también estuvo a la altura de los equipos europeos. El trabajo de meisoN y Alex dio sus frutos y las semifinales no se perdieron por cuestiones tácticas, si no por pequeños detalles y clutches que acaban marcando la diferencia. En este sentido dolió especialmente la ronda en de_mirage en donde la estrella polaca MICHU resolvió de forma magistral una ronda, engañando a los jugadores españoles, que tenía que haber sido de los nuestros. 
 
Otro aspecto del juego de Movistar Riders que llama la atención es Dragunov, una de las mejores (si no la mejor) AWP de España. Un jugador que no ha parado de crecer y mejorar desde su etapa en Einheit y que está en Movistar Riders por méritos propios, pero que sin embargo no parece encontrar una estabilidad en su juego. En algunas ocasiones destaca y rompe el partido él solo, y en otras ocasiones en cambio su juego no llama la atención. No sabemos si es por falta de confianza en si mismo, por falta de confianza y de libertad de sus compañeros, o por cuestiones y decisiones tácticas dependiendo del mapa y del estilo de juego, pero lo cierto es que vemos muchas versiones diferentes del AWP de Movistar Riders. Ojalá veamos siempre la misma versión de Dragunov, la mejor.