artículo de opinión
12 DE Febrero DE 2018 / 22:33

En un mes todos seremos Wololos

Pitu nos da su visión del viaje de Wololos a las finales mundiales de la WESG en China.
Un mes. Un mes es el tiempo exacto que les resta al combinado español para comenzar la competición que más dinero reparte en premios de todo el año. Donde se verán las caras con jugadores de talla internacional a los que tendrán que hacer frente con nuestro aliento empujándoles a tantos kilómetros de distancia. Muchos kilómetros. Exactamente 10.450 kilómetros son los nos separarán de ellos. Madrid – Haikou.
 
¿Ellos? ¿He dicho quiénes son ellos? Ellos son cinco jóvenes humildes con un sueño por cumplir dirigidos por la batuta de una sexta persona que, aunque en la sombra, nos ha hecho vibrar como el que más exteriorizando su pasión.
 
EasTor, Kairi, loWel, mixwell y SOKER con un dracul1N que ya nos enamoró a todos con sus reacciones en Barcelona, son los que entrarán en el servidor una vez más para medirse de tú a tú con los mejores quintetos allí presentes. Luchando no sólo por un premio económico. Luchando por un prestigio y porque de una vez por todas se empiece a hablar de nuestra escena como algo importante. Algo con futuro. Algo con potencial.
 
¿Qué es el dinero cuando tienes algo tan grande delante de tus narices? Posiblemente, lo último en lo que piensen ellos una vez allí.
 
Todos recordamos entrar a loWel con esa bandera a hombros. Banderas que llovían sobre ellos instantes antes de comenzar el partido lanzadas desde el público. Esas banderas no eran banderas nacionales, esa banderas éramos nosotros cayendo encima de ellos e intentando remar a su lado.
 
También recordamos la cara de mixwell aportando esa tranquilidad que posiblemente todos buscábamos en él. Buscábamos ese “sí se puede”. 
 
Kairi, sentado en el centro de la mesa sabedor de su gran papel y dirigiendo al quinteto español de forma implacable frente a jugadores de largo recorrido. Sin achicarse lo más mínimo. 
 
A su lado, SOKER, esa persona de voz rasgada que demostraba siempre una absoluta concentración frente a su pantalla. El exterior no importaba, lo que había delante era crucial.  
 
Y cómo olvidarlo, cómo olvidar al pequeño EasTor que, aunque de lado y a primera vista más apartado presencialmente de sus compañeros, demostró ser grande y estar unido a sus compañeros en el servidor. Porque no lo olvidemos: “is EasTor all day”.
 
 
Soy consciente de que sólo he resumido un pequeño fragmento de aquellos partidos, de aquellas remontadas imposibles. Que nadie se engañe, todos teníamos la calculadora en mano pensando qué había que hacer para quedar terceros de grupos y conseguir que nuestros chicos se fueran a China. Y ellos nos demostraron que nos equivocábamos: Primeros de grupo.
 
Prácticamente todos tiramos la toalla contra Space Soldiers, contra BIG, y contra Ucrania. Y ellos nos volvieron a demostrar que la toalla no se tira. Que el partido dura 30 rondas y que a veces hay que llegar al overtime para ganar a los más grandes. Nos callaron la boca, y nos hicieron soñar. Y ahora no dudamos. Yo no dudo, y nadie debe de hacerlo. 
 
Hacerse un wololos” es ya un meme. Quedarnos sin voz gritando cada ronda es ya una costumbre. Y estar apoyándolos en su nueva aventura, es todo un orgullo.
 
No soy ningún escritor, y posiblemente mis palabras no hayan sido las mejores, pero este pequeño texto es mi regalo a esos seis héroes que seguirán luchando por hacerse más y más grandes de lo que ya son. También es mi regalo a todo aquel que quiera unirse a un sueño que no tiene aforo máximo. En el que todos viajamos. En el que todos empujamos:
 
WOLOLOS
 

Comentarios

Imagen de Kendall
Kendall
+1
-27
-1

Buen articulo Pitu!! Ojala te animases a escribir mas a menudo porque me ha gustado leerte

GOWOLOLOS!!

Imagen de Xcalibur
Xcalibur
+1
-30
-1

Grande Pitu!!

Imagen de AnubiS
AnubiS
+1
-28
-1

Gran artículo, se me ha hecho corto, quería más! jajaja pero muy bien escrito ;)