artículo de opinión
11 DE Octubre DE 2017 / 22:45

KPI Gaming al Clash of Nations: ¿Sorpresa o realidad?

Sexta jornada de la ESL Masters, y no es tarde, más bien el tiempo justo para hablar de KPI Gaming, que con un récord de 5 victorias y una derrota (en over-time frente a gBots) es el segundo equipo clasificado al Clash of Nations.

Campaña a la altura de la organización que representan. Si hablamos de KPI Gaming debemos hablar de un proyecto grande que fue parte de la revolución que se armó en la escena española de Counter-Strike. Desde el inicio entre los mejores, no podía ser la excepción esta temporada.

La ida de su anterior roster dejó la vara muy alta al competir en la DreamHack Valencia, pero los nuevos jugadores no sienten esa presión y van por el mismo camino. La renovación vino de la mano del trío ex-Movistar Riders (Peter "Shhhack" Belej, Michal "EMENK" Belej y Miguel "Exerz" Marin), junto con Omar "Arki" Chakkor proveniente de x6tence y Victor "xikii" Garcia para cerrar el nuevo quinteto.

Nunca es tarde para hablar de un equipo y analizar las razones por las cuales logró llegar a los primeros puestos. Si bien hemos hablado de GiantsG2 Vodafone y Movistar Riders, el caso de KPI Gaming no puede, ni debe, pasarse por alto. Desde combinaciones de jugadores que en teoría parecían incompatibles, hasta el armado de los roles y el map pool variado, intentaremos analizar este gran paso hacía Clash of Nations que dieron los #KPIBoys.

A veces suena básico remarcar que los jugadores pasan por un buen momento individualmente hablando, es un requisito obvio para estar en las ligas de primer nivel. Si algún equipo apunta a llegar a la Clash of Nation y/o ESEA MDL, el juego en equipo tendrá que ser su fuerte, y no las individualidades, KPI Gaming va por ese camino a pesar de que sobresalga Victor "xikii" Garcia (hasta el momento el jugador con mejor K/D de la liga).

Las estadísticas de Xikii no dejan de sorprender, se ha vuelto la estrella, no solo de su equipo, sino de la liga entera por lo menos estas primeras jornadas. Decisivo en cada acción y cada muerte. Junto con Michal "EMENK" Belej sacan a relucir los puntos individuales más altos de este KPI, el checo cumple una función de solo-bomb (jugador fijo, pasivo, dentro de la bomba, dependiendo del mapa la pequeña, como B en cache, o la grande) y lurker del lado terrorista, evitando rotaciones rivales, causando dudas, buscando información y cortando apoyos.

El cambio en el juego de Omar "Arki" Chakkor ha impactado a quienes lo hemos visto en su etapa en x6tence. Se ha vuelto un jugador completamente diferente. Si bien sigue con su rol de Entry-Fragger, ha ganado nuevas cualidades en este tiempo con KPI. Pasó a ser un gran jugador de equipo, apoyando en momentos clave y rotando de manera correcta para hacer la diferencia numérica (por ejemplo cache, donde rota de medio, su posición habitual, hacía A/B según indica la ronda). Marcado también, un poco por la impronta que lleva el equipo, el sello pasivo al rival, ya no tan agresivo o arriesgado como solíamos conocerlo.

El jugador bajo las sombras, callado pero rendidor. Del que nadie habla, pero si no está donde tiene que estar, o falta a su función, el sistema se cae. Sí, ese es Miguel "exerz" Marin como todo Entry-Fragger/Segundo Entry, además varía rol según situaciones (posible lurker). Esto es el síntoma del equipo bien trabajado, que cualquier jugador pueda ejecutar cualquier rol, y/o un jugador diversos roles. KPI tiene roles fijos, pero no encerrados, y es una cualidad muy difícil de lograr, no tanto en la teoría, ya que hay muchos jugadores polifuncionales, sino la correcta ejecución durante los partidos.

Peter "shhhack" Belej, también conocido como "uno de los hermanos", destaca por su versatilidad. Su impacto tanto de iGL como AWPer es enorme. Suele leer muy bien al rival y mover correctamente a los jugadores para sorprenderlo. Sus estadísticas individuales están por encima de la media, pero el valor agregado es el buen manejo de sus jugadores, es común ver a KPI con ventaja numérica en una bomba incluso antes de que el rival empiece su entrada.

Esto le ha dado un sello al equipo, el plan por detrás ha dado mejores resultados de los que se esperaban en un comienzo. Somos testigos de un nuevo modo de juego en comparación a lo que veníamos viendo en España. Más pasivo, reactivo a las acciones del rival y siempre en conjunto (2 o 3 jugadores para hacer X acción, casi siempre suele ser pasiva, obviando las entradas a las bombas).

Se logra distinguir el plan bien ejecutado cuando vemos las estadísticas de re-frags durante los partidos. KPI constantemente tradea (negocia) la muerte de un compañero por una o dos del rival, automatizó un concepto muy difícil de llevar a la practica. También asignado al buen juego en equipo, pero más profundizado en este sistema donde la mayoría de los choques suelen hacerlos en ventaja numérica (gracias a los buenos calls del iGL y rotaciones/game-sense individuales).

Constantemente jugando con una buena lectura de lo que está haciendo el rival, sin buscar información a ciegas, ni apresurarse a tomar decisiones a mitad de la ronda. Buenas rotaciones a tiempo. Excelente ronda de pistolas y ecos. Es marca registrada de su estilo dominar el mapa de forma pasiva. Según la ronda toman ciertos lugares de primera (puede ser por respawn o call del iGL). Una vez dominado será tiempo de frenar y esperar el error rival (otro de los puntos fuertes además de los re-frags, la calma).

Jugando pasivo, y/o dominando pasivamente las zonas hacen que el rival gaste la utilidad temprano (o gran parte de ella), y a la hora de tener el mid-call o ejecutar para una bomba u otra tienen un rival con mínima/nula utilidad. Brillante manera de jugar, tienen un plan por detrás del equipo, y eso hace la diferencia. 

Madrid los espera con los brazos abiertos, queremos ver mucho más de los #KPIBoys en el Clash of Nations.