Un fan repasa su increíble evolución
30 DE Abril DE 2018 / 16:45

De ser acusado de cheats a callar bocas: La historia de dedicación de Ropz

El joven jugador de Mousesports ha evolucionado como nadie en el CSGO.
La joven estrella de Counter-Strike: Global Offensive de Mousesports, Robin “Ropz” Kool, ha protagonizado en los últimos años la que puede ser considerada como la mayor evolución y crecimiento dentro de los jugadores profesionales del histórico shooter de Valve.
 
El joven de origen estonio es una de las piezas fundamentales de uno de los clubs de eSports más importantes de Alemania, y su equipo está actualmente entre los cinco mejores del mundo. Pero el camino para llegar hasta aquí no fue nada fácil. 
 
Un seguidor de Counter-Strike ha recopilado una serie de imágenes y de capturas en las que se resume la vida competitiva del joven jugador de 18 años desde el 28 de junio de 2015, cuando era un perfecto desconocido para la mayoría de la comunidad, hasta nuestros días. 
 
 
En aquel día Robin “Ropz” Kool publicó una foto explicando que se había gastado el dinero de sus vacaciones en nuevos periféricos para su ordenador, así como material para empezar a stremear. En los siguientes meses se recogen capturas de partidas de índole amateur en donde el jugador de Mousesports va subiendo poco a poco su rango individual dentro del juego, hasta que el 29 de julio de 2015 alcanza por primera vez el rango de “global elite”, el más alto del juego, hito que no dudó en celebrar y en compartir por twitter, mientras seguía siendo un gran desconocido. 
 
 
 
Al mismo tiempo seguía paso a paso mejorando su ordenador y periféricos. Compartiendo todas estas novedades por su twitter personal en donde prácticamente no tenía ninguna interacción. Con paciencia e invirtiendo todos sus recursos en su máxima pasión, con tan solo 15 años Ropz ya contaba con un buen equipo tanto para jugar a alto nivel como para stremear sus partidas con sus amigos y pequeño grupo de seguidores. Además, el 29 de octubre de 2015 lucía orgulloso el haber conseguido una caja de recuerdo de cbble del Major de DreamHack Cluj-Napoca 2015, como cualquier fan del juego habría hecho. Quien le iba a decir al joven estonio de 15 años que 2 años después disputaría su primer Major y que tendría sus propias pegatinas oficiales como jugador profesional…
 
 
 
El 1 de mayo de 2016 el joven talento estonio consiguió colarse entre los 20 primeros de la segunda división de Faceit y consiguió así ascender a la FPL, una liga de partidas amistosas para jugadores profesionales. También llama la atención sus quejas por tener mala conexión a internet mientras iba poco a poco colándose en la élite mundial del juego, o como quería comprarse un monitor mejor, pero le resultaba demasiado caro. Actualmente su sueldo mensual supera los 15.000 euros netos + variables. 
 
Aunque seguía siendo un jugador amateur, en enero de 2017 fue campeón de la FPL. Fue el jugador que más puntos sumó entre los profesionales en dicha liga amistosa, y el 31 de enero tweeteó que tenía la esperanza de que algún buen equipo se fijase en el y le llegase alguna oferta. El hecho de haber quedado campeón entre profesionales trajo consigo, como no podía ser de otra manera, una gran polémica
 
 
 
Mientras su conexión a internet seguía siendo mala e inestable, Tomas “Oskar” Šťastný, el mejor jugador de la historia de la República Checa del Counter-Strike, le defendió en una entrevista después de que Jesper “JW” Wecksell (uno de los jugadores con mayor palmarés de la historia del CS:GO) le acusase fuertemente de usar trampas (programas externos): “Que le den a este retrasado de Ropz. No sé porqué coño no le baneamos de la liga. El nunca va ir a una LAN, no quiere unirse a ningún equipo”. Oskar sufrió una historia parecida años antes.
 
Para resolver esta polémica, Faceit invitó a Ropz a sus oficinas a jugar con un ordenador totalmente limpio. El joven estonio aceptó la invitación, se presentó en las oficinas y demostró que su nivel individual era real, sin usar ningún tipo de trampa. Un mes después firmaba su primer contrato como jugador profesional de Counter-Strike con Mouseports, en donde precisamente Tomas “Oskar” Šťastný sería su nuevo capitán. 
 
 
El resto de la historia ya la conocéis. En el último año ha disputado los dos Majors y está clasificado para el siguiente, ha ganado tres torneos y quedado segundo en otros tres, entre otros éxitos deportivos que le han llevado a sumar aproximadamente 200.000 dólares en premios en el último año, además de su sueldo mensual. El siempre polémico Jesper “JW” Wecksell tuvo que comerse sus palabras del pasado y disculparse públicamente rindiéndose a la evidencia