Palpable mejoría
4 DE Febrero DE 2019 / 15:18

Movistar Riders: Cabalgando hacia un futuro brillante

Brotes verdes en las recientes actuaciones de Riders dan esperanza a sus seguidores.
La llegada de Movistar Riders al panorama nacional dio un vuelco a como se comprende este deporte electrónico en España. Atrás quedaban proyectos sinuosos, inestables y volátiles. Los jugadores que firmó el titán de las telecomunicaciones habían llegado para quedarse y triunfar. 
 
Sin embargo, un proyecto de esta magnitud conlleva unas expectativas de igual calibre. Podrían verterse ríos de tinta sobre las virtudes de este equipo, pero no se traería ninguna idea nueva a lo que ya se ha dicho. Riders no es un equipo diseñado para ganar, sino diseñado para aplastar. 
 
Con el paso de los meses, los aficionados al Counter-Strike nos hemos ido dando de bruces con una realidad poco halagüeña: no es suficiente con meter en una coctelera a los cinco mejores jugadores que puedas encontrar y soltarlos en un servidor, hace falta más. 
 
Estas necesidades se han ido cubriendo a ritmo lento aunque estable. La adición de Pulgago como asesor táctico fue un paso importante a la hora de apuntalar el cuerpo técnico. Hasta entonces, Riders jugaba sin una dedicación en exclusiva al apartado táctico, enfrentándose a sus rivales prácticamente a ciegas.
 
 
La mejoría tras la llegada del miembro del cuerpo técnico fue sutil, pero faltaba otra pieza clave que llevaban muchos meses buscando. Los jinetes ficharon a bladE como entrenador. El veterano Galder Barcena, cuya carrera se remonta a las primeras versiones competitivas de Counter-Strike, es un lujo al alcance de pocas organizaciones. 
 
La transición de Galder de jugador hacia entrenador no es un movimiento fácil. Sin embargo, un jugador destacado por su serenidad y visión táctica, con buena gestión de grupos, experiencia como líder en partida y probada fluidez comunicativa como es Galder, parece destinado a destacar como entrenador.
 
 
En términos cronológicos, la eliminación por doble 16-14 sufrida por Riders en las finales de ESL Masters marcó un punto de inflexión. Aunque se tratara de un torneo que a todas luces debería haber ganado con relativa sencillez, esta derrota sirvió como apertura de una nueva etapa. 
 
La reconquista de la plaza perdida de ESEA MDL es un punto de partida válido. Aunque no conllevara un avance en sí mismo, volver a la liga online junto a equipos como Vitality, ENCE, Red Reserve o Valiance da un margen de observación de magnitud para comprobar el rendimiento de Riders.
 
Son los primeros partidos de dicha liga los que han dejado más que evidencias para creer en una clara evolución de los jinetes. Hay quien pueda argumentar que estos partidos tiene un contexto un poco laxo: Valiance en depresión post-eliminación del minor, ENCE de vacaciones mentales tras su clasificación para Katowice, Red Reserve en horas bajas tras ni se sabe ya cuantos cambios de alineación... Independientemente de estos sesgos, la actuación del equipo azulón deja claros atractivos y los resultados hablan por si solos.
 
 
 

Sin complejos, son jinetes y vienen a cabalgar

 
Participar en ESEA MDL te pone en la tesitura de tener que enfrentarte a grandes jugadores y entidades de calado. Los equipos españoles históricamente han tenido cierto complejo a la hora de enfrentarse a rivales de enjundia. No es falta de habilidad o potencial, es un rasgo cultural. 
 
No deberíamos olvidar las palabras de Krimz tras enfrentarse a gBots en el torneo por invitación hospedado por ESL en Barcelona en febrero de 2016. Le había sorprendido el nivel de los españoles y las primeras rondas le habían dejado la sensación de que la pelea no iba a ser tan sencilla como creían. 
 
Esas palabras debieron calar en la mente de los jugadores españoles, tanto los que estaban en el servidor en ese momento como los que estaban viéndolo en tercera persona. Mucho ha llovido desde entonces y la escena se ha desarrollado, en gran medida, gracias a las aventuras internacionales de algunos jugadores que ahora han vuelto a casa
 
Sacudirse el complejo de equipo o jugadores pequeños es un proceso lento y doloroso, pero en Riders ya ha dado sus frutos. ESL MDL dará nuevas y muchas oportunidades para continuar asentándose en la escena como equipo temible y potente.
 
 

Solidez en el abanico de mapas

 
Se puede argumentar que tener dos vetos automáticos es excesivo. Riders no juega Cache ni Dust2 (sorprendente siendo uno de los mapas más sólidos de mixwell históricamente) lo que a menudo los obliga a jugar en el mejor mapa del rival.
 
A pesar de esto, los recientes resultados arrojados por la escuadra azul dejan detalles de calidad táctica que levantan esperanza. 
 
De los tres mapas que les hemos visto jugar destacan las diferentes configuraciones defensivas y la sabiduría a la hora de rotar. La lectura a mitad de ronda y las reacciones a la lluvia de granadas dan muestras de mucho trabajo y entrenamiento.
 
En ataque destaca la armonía entre rondas estándar, aperturas al contacto y ejecuciones. Aunque estas últimas escaseen, el apartado táctico tendrá una mejoría palpable cuando bladE tenga tiempo de trabajar con el equipo. La actual bootcamp es una gran oportunidad para ello.
 
Para terminar de apuntalar el abanico, Riders necesitaría sacudirse al menos un veto y añadir cierto margen en la selección de escenario
 
 

Todos arriman el hombro, todos aportan

 
El talento individual de los jugadores de Movistar Riders es evidente. Sacar a relucir estadísticas propias podría descontextualizar la aportación de cada individuo al conjunto. 
 
Que mixwell y loWel pongan números de escándalo no sorprende a nadie a estas alturas. Menos intuitivo podría ser darse cuenta del valor que generan SOKER o Mopoz en roles menos ostentosos. 
 
Tanto la gestión de recursos y su uso para crear situaciones de ventaja en duelos como anclar puntos de bomba en defensa son labores menos galardonadas por el público, pero no por ello menos importantes.
 
De ALEX se dice que es un jugador especial. En tiempos en los que los líderes en partida mejor valorados no solo llevan la batuta sino que además aportan números sólidos, tener a Alejandro Masanet en tu equipo te asegura unas estadísticas robustas además de un director de orquesta inteligente.
 
 

Solidez mental

 
Los marcadores de estos partidos pueden ser engañosos. A pesar de ser tanteos ajustados, la narrativa de estos encuentros refleja una épica única
 
La sensación que dejan es la de salir cada ronda con el cuchillo entre los dientes, da igual si van ganando, perdiendo, apalizando o  a punto de perder, Riders juega cada ronda con un aparente reinicio mental muy sólido. Clave que hemos visto también en Wololos con remontadas que quedan para el recuerdo. 
 
El reciente enfrentamiento contra Red Reserve es otro ejemplo claro. A pesar de llegar a tener nueve puntos de partido en contra, los de mixwell mostraron una defensa numantina que los llevó a la prórroga, donde con bastante suspense, lograron imponerse a los suecos.
 
 
Es pronto para echar las campanas al vuelo, pero los buenos movimientos técnicos junto a una evidente evolución en juego y mentalidad colocan a Movistar Riders como un claro candidato a escalar posiciones mundiales. 
 
Lamentablemente, España no cuenta con los suficientes torneos presenciales para evolucionar al mismo ritmo que otras escenas vecinas y la participación de los españoles en dichas competiciones es casi testimonial.
 
Positivo sería lograr abrirse camino en el circuito competitivo presencial y empezar a dejar la firma en la historia que el CS español merece, tarea que les ocupa hoy día.
 
Solo ellos saben qué metas tienen en mente, pero sean cuales sean, estamos deseando ver como las rebasan sin mirar atrás. Estar invictos tanto en nuestra liga nacional como en la segunda división europea es, sin duda, una gran señal. Movistar Riders cabalga hacia un futuro brillante.