no han podido superar ninguno de los clasificatorios
4 DE Junio DE 2019 / 18:44

Se acabó el sueño del Major para Movistar Riders

Los jinetes han agotado hoy su última oportunidad para llegar al Major de StarLadder en Berlín.
Movistar Riders reclutó en su día a los mejores jugadores españoles con un objetivo en mente, ser el primer equipo nacional en alcanzar un Major. Los jinetes fracasaron en su primera intentona a principios de año y, desafortunadamente, tampoco estarán en Berlín en septiembre.
 
En las últimas semanas se han estado disputando los clasificatorios abiertos para poder llegar al Minor. Movistar Riders ha participado en todos y ha sido incapaz de conseguir ninguna de las plazas en juego para la siguiente fase.
 
En el primer clasificatorio tuvieron la mala suerte de cruzarse con GamerLegion a las primeras de cambio. ScreaM y compañía fueron muy superiores a los españoles y les infrigieron un serio correctivo. Los jinetes agotaban uno de los cuatro intentos que tenían.
 
Probablemente la eliminación más dolorosa sucedió en el segundo clasificatorio. Endpoint, un equipo a priori muy inferior, mandó para casa a los nuestros en las primeras rondas. Una derrota que ya auguraba el peor de los desenlaces.

 
Movistar Riders mostró una mejor cara en el siguiente intento. Todo parecía indicar que a la tercera iba la vencida, sin embargo los jinetes se toparon con los noruego de Nordavind en octavos. A falta de tan solo dos partidos para lograr la plaza, volvían a perder de una manera muy contundente.
 
Ayer comenzaba la última oportunidad para Mixwell y compañía. Esta vez las primeras rondas no fueron un problema. Viendo el cuadro de enfrentamientos, Movistar Riders estaba entre los favoritos pero una vez más no ha sido capaz de cumplir las expectativas.

 
El último verdugo de los jinetes ha sido el conjunto polaco de PACT. El encuentro se ha disputado en Mirage donde ha reinado el mal juego y los fallos. En las rondas decisivas el juego de los españoles se desplomó y se despedían finalmente del sueño del Major.

 
Los nervios, la presión o algún otro factor desconocido, hace que Movistar Riders sea incapaz de rendir en el largo y arduo camino hacia el Major. Lo cierto es que hoy han agotado su última bala, así que al menos habrá que esperar hasta el año que viene para ver a un equipo español en la máxima competición de CS:GO.