Bulgaria en el punto de mira
7 DE Febrero DE 2019 / 09:58

Windigo declina una oferta para amañar partidos

El veterano bubble lo hizo público en su Twitter.

El búlgaro Kamen Kostadinov, más conocido en la escena competitiva como bubble, denunció públicamente desde su cuenta de Twitter como supuestamente Sam Manuelson, dueño de ProDota EU, infame compañía involucrada en múltiples escándalos, buscaba amañar sus partidos.

Windigo, cuyos jugadores participan en ligas en línea de baja categoría y torneos pequeños, son el blanco perfecto para los buitres de las apuestas. 
 
La falta de control y la permisividad de las casas de juego proporcionan un caldo de cultivo ideal para este tipo de actividades ilícitas.
 
Afortunadamente, Windigo no solo declinó la oferta, que les ofrecía dinero y acceso a un torneo menor en el que teóricamente ganarían sin grandes esfuerzos, llevándose el bote de 10.000€.
 
La escena búlgara puede beneficiarse de esta denuncia pública, apuntalando su pobre imagen después del fatídico caso del joven talento dream3r, quién vio truncada su carrera y obstaculizó la de sus compañeros tras un extraño y ridículo caso de bloqueo de VAC por uso de programas de asistencia externos.