analizamos el camino hasta la victoria
17 DE Julio DE 2018 / 13:54

Y a pesar de todo... KPI Gaming de nuevo campeón

El equipo de CSGO ha tenido una temporada muy complicada pero ha sabido reponerse a todo y ganar la ESL Masters.
KPI Gaming se coronó campeón de la tercera temporada de la ESL Masters. Algún tiempo atrás, por el año 2017, con ALEX y meisoN a la cabeza, levantaba el trofeo en su primera edición. Ahora, de la mano de shhhack y ZELIN, vuelven a repetir la hazaña, sana costumbre.
 
Y si de logros hablamos, desde el nacimiento del club, su destino siempre ha sido la gloría en CSGO. Desde las virtudes personales, hasta las profesionales, uno por uno, el KPI Gaming campeón tuvo más obstáculos y pasajes oscuros que tiempos de calma.
 
El cambio de entrenador, dando salida a CrasH para la entrada de last, y luego, porque todo final feliz tiene su etapa gris, Iván “last” íiaz, se despidió del equipo. Pero lo hizo a lo grande, con el título de campeón.
 
Siempre llamativo, un entrenador campeón saliendo del equipo, pero tendrán sus motivos que no conocemos y la decisión se habrá tomado buscando el mejor futuro para el equipo. Futuro que parece que implicarán cambios después de leer las declaraciones de Adrián “DoKy” García, director deportivo del club en Twitter: “Después de todas las adversidades en esta temporada, se ha conseguido uno de los objetivos, así que hay que estar orgulloso. Sigo pensando que hay que cambiar muchas cosas para que esto mejore, y sinceramente es lo que más me preocupa. Aún así, es momento de disfrutar.”
 
Pero claro, más importante que las presiones que vienen luego, es la última oración: Es momento de disfrutar. Todo comenzó a principios de año, cuando Adrían García, decidió apostar por la dupla portuguesa ZELIN-Pizituh. Los resultados instantáneamente comenzaron a verse. Todo eran sonrisas y llovían los elogios. No era para menos.
 
Los tiempos de cambio volvieron a tocar la puerta. Carlos “scarx” Sanchez entró al equipo en lugar de un Pizituh que, llegados a un punto y pese a su calidad, parecía no encajar en el quinteto. El venezolano llegó para aportar con sus entry-kills y agresividad algo que en KPI se echaba en falta.
 
Y sí, siguen siendo más las razones para festejar, que para preocuparse. La sana costumbre de levantar trofeos en todas las temporadas, es sinónimo de trabajo cumplido. Pero la historia y las dificultades no terminan aquí.
 
Supieron, a principio de temporada, poner el ojo en quien debían ponerlo. Luis “ZELIN” Lousada, un acierto pleno de la directiva del club. Bajo los colores de KPI Gaming, el portugués brillo durante toda la temporada. Un poder de fuego absurdo, casi sin igual en la escena ibérica. Un perfil de estrella que encaja a la perfección y unas estadísticas que respaldan cualquier elogio: 110 kills en 5 mapas y un rating de 1.19 durante la etapa presencial, en donde fue escogido como el mejor jugador.

 
Y si de aciertos hablamos, no pueden quedar fuera los hermanos Belej. Hoy en día, la cara del equipo, Peter, además del apartado táctico y las decisiones in-game, aporta tranquilidad y consistencia al equipo. Y su hermano, Michal, cuanto más dura es la situación, mejor rinde: El ultimo mapa de la final, que culminó 16–14, EMENK sacó pecho por KPI y marcó 1.33 de rating y 25 frags en su cuenta.
 
shhhack lidió con las peores situaciones que a un iGL podrían acontecerle. Cambiaron jugadores, ingresó kamil a mitad de temporada, quien en un breve lapso de tiempo anunció su salida del quinteto. Pero las decisiones, los planteos tácticos y el estilo de juego de KPI, hicieron que se sostengan entre los mejores de la escena.
 
Anteriormente mencionado, pero con poco reconocimiento en la escena, scarx fue la pieza clave de este KPI campeón. Sí, ZELIN nos tiene acostumbrados a verlo brillar, pero el venezolano ha sido de vital importancia, no tanto en la cantidad de bajas, más en el peso de las mismas, sobre todo del lado terrorista.
 
Cerrando el quinteto, Victor “xikii” García, que viene de ser el MVP de la temporada pasada, pero que en esta ocasión no tuvo su mejor torneo y fue el eslabón más débil de la cadena. Sin embargo demostró su calidad e importancia en el equipo en muchas ocasiones y su papel dentro del equipo es fundamental. 
 
La sensación de la labor cumplida no se la quita nadie. KPI es nuevamente campeón de la ESL Masters, y el orgullo tiene que ser mayor cuando se tienen en cuenta las piedras que esquivó durante el camino.
 
Un tropezón no es caída. Salió Pizituh, lo reemplazó scarx. Salió crash, ingresó Last y potenció al equipo. ZELIN se distanció del equipo durante varios partidos, incluso fue sustituido por el polaco Kamil “kamil” Kaminski, pero a fin de temporada volvió mejor que nunca. 
 
Resiliencia, trabajo y dedicación. Amarillo y negro, o azul oscuro, da igual cuales sean, la ESL Masters tiene una vez más, los colores de KPI Gaming.

 
*Imágenes propiedad de ESL y KPI Gaming.