el venezolano desvela la verdad años después
23 DE Mayo DE 2019 / 14:14

Amenazas de muerte y drogas, Quas explica los motivos de su expulsión de Liquid

El incidente en la casa de Team Liquid de Los Ángeles había sido un gran misterio hasta el día de hoy.
Diego "Quas" Ruiz desapareció del competitivo hace más de dos años. A pesar de ser de origen venezolano, fue en su momento una de las grandes perlas de Norteamérica y Team Liquid apostó fuertemente por él, sin embargo todo acabó con una inesperada suspensión y posterior expulsión del equipo.
 
El propio jugador ha querido explicar años después exactamente lo que ocurrió. Quas cuenta que fue criado por una madre soltera que trabajaba a tiempo, así que creció con muchos problemas siendo un niño inadaptado, no se sabía relacionar con los chicos de su edad y tenía demasiada energía. Con el tiempo desarrolló problemas de ansiedad y depresión, por tanto nunca quería salir de casa y se terminó refugiando en los videojuegos.
 
El venezolano comenzó a ser muy bueno jugando al League of Legends, empezó a competir seriamente y finalmente fichó por Team Liquid, sin embargo sus problemas mentales no habían desaparecido. Quas encontró una solución desesperada en internet para intentar mejorar su situación. El jugador comenzó a consumir pequeñas dosis de MDMA, una droga de la familia de las anfetaminas, para paliar su depresión y mejorar sus problemas de ansiedad.
 
En principio mejoró su condición y podía entrenar con normalidad pero, según cuenta, es muy posible que las drogas que estaba consumiendo estuvieran mezcladas con otras más fuertes. Así que poco a poco fue cambiando su comportamiento hacia una personalidad más agresiva y paranoica, hasta que un día explotó.
 
Quas también ha narrado con detalle el famoso incidente en la casa de Los Ángeles de Team Liquid que acabó con su puesto en el equipo. Un día en un brote de paranoia pensaba que algo malo le iba a ocurrir, así que se enfrentó a un miembro del cuerpo técnico. Quas creyó que lo estaban engañando, por tanto empezó a dirigirse al miembro del cuerpo técnico de manera agresiva y terminó amenazándolo de muerte, "podría matarte" le dijo. Tras aquellas amenazas, dio un portazo y salió corriendo a la calle todavía con las zapatillas de estar por casa puestas.
 
El venezolano define como psicosis y paranoia lo que embragó aquel día, afortunadamente asegura que se disculpó con la persona a la que amenazó y parece estar mucho mejor a día de hoy.