EL EX-TÉCNICO DE ASUS ROG ARMY NOS HABLA DESDE SU EXPERIENCIA EN LA ESCENA ESPAÑOLA
11 DE Julio DE 2019 / 03:26

Charlando con SamCro - Primera parte: sobre Team Queso y Superliga Orange

Los quesos parecen ser mejores de lo que prometían, pero su entrenador estratégico advierte que hay que ir poniendo los objetivos poco a poco.
Enrique “SamCro” Cuerda es una cara perfectamente reconocible dentro de la comunidad española de MOBAs. En 2017, lideró a ASUS ROG Army, por ese entonces con Isaac “Pπ” Flores como cara más reconocible, a unas más que respetables semifinales de Superliga Orange, sobre todo teniendo en cuenta que los finalistas acabaron siendo MAD Lions y el Giants Gaming que más tarde se convertiría, casi íntegramente, en Team Vitality. 
 
Al año siguiente, decidió dar un cambio completamente inesperado y empezar a dirigir al equipo de Arena of Valor de Team Queso, organización a la que hoy en día continúa representando. En su paso por las plataformas móviles, consiguió hacer de uno de los mejores equipos de España un auténtico contendiente a nivel europeo, dejándolos en tercer lugar de la segunda temporada de Valor Series Europe y llevándoles, en la temporada siguiente, hasta toda una segunda plaza. 
 
De cara al verano de 2019, sin embargo, Team Queso le ofreció volver a League of Legends en calidad de entrenador estratégico y él, aunque negándose a abandonar la división de Arena of Valor, aceptó sin pensárselo dos veces. Actualmente, Team Queso va octavo en la clasificación, con un balance de tres victorias y siete derrotas. Los de Antonio “Gofio” Valenciano, sin embargo, están dando mucha más guerra de la esperada, pues apenas contaron con una semana para conformar su alineación. 
 
 
En 3DJuegos Esports, hemos tenido el placer de poder hablar con SamCro, quien ha contestado a todas nuestras preguntas con la profundidad propia de quien lleva trabajando en la industria más de tres años. En la primera mitad de la entrevista, pues la segunda saldrá la semana que viene, se tratan temas relacionados con la situación de Team Queso, las características de Superliga Orange, lo diferente que pueden a llegar a ser algunos jugadores dependiendo del entorno y mucho más. Sin más dilación, vayamos con las preguntas: 
 
 
Para aquellos lectores que puedan no conocerte o no saber exactamente a qué te dedicas, ¿podrías presentarte brevemente?
 
 
Mi nombre es Enrique Cuerda, más conocido como SamCro en el mundo de los esports. Lllevo aproximadamente en el ámbito profesional un poquito más de unos tres años y bueno, comencé en League of Legends, en ASUS ROG Army y luego dí un salto, pasando por Arena of Valor. Ahora compagino el trabajo de Arena of Valor con el de LoL aquí en Team Queso.
 
 
Vamos a empezar por el principio, concretamente el de esta temporada. La participación de Team Queso en SLO se anunció apenas unos días antes de que comenzase la temporada y, desde fuera, dio la impresión de que el quinteto tuvo que ser formado de manera bastante improvisada. ¿Cuáles han sido las dificultades de tener que comenzar una liga literalmente desde cero? 
 
 
A ver, yo creo que las dificultades han sido todas, la verdad. No nos vamos a engañar. Nosotros ya intentamos entrar en SLO hace un tiempo, cosa de un año si no me equivoco, cuando entró x6tence, porque había solo una plaza. Optaron porque nosotros nos quedáramos fuera, pero siempre hemos intentado entrar a SLO para competir en League of Legends. ¿Cómo ha sido? 
 
Pues como nuestra entrada ha sido producto de la fusión del equipo de MAD Lions y Splyce Vipers, fue una vez acabado el mercado de jugadores. A una semana y media de empezar la competición nos avisaron de que estábamos dentro. De hecho, se nos dió un plazo de seis días para montar el quinteto porque había que hacer el "media day" con los jugadores. Realmente, el tiempo que se nos dió para prepararlo fueron esos seis días para formarlo y, para entrenar para la competición, una semana y media quizás, o algo así.
 
 
Sé sincero, al comienzo de la temporada, ¿cuáles eran tus expectativas realistas para este equipo?  
 
 
Sinceramente, yo lo primero doy todas las gracias porque podamos competir en SLO. Relamente el objetivo del club era entrar y el mío igual. Al final, si no estás ahí no puedes competir. ¿Cuál es el objetivo mío personal? Está claro: competir. No buscar en esta temporada un objetivo más allá de que progrese el equipo, porque todo ha sido súper atropellado. 
 
Creo que si un equipo va compitiendo y mejorando, a la larga podrá definir los objetivos. Hay otros equipos que tienen ya la presión de querer ganar o se hacen para eso, pero en nuestro caso sin lugar a dudas es ver lo que hay, qué tenemos, qué se puede mejorar en el futuro... Ir paso a paso. Ahora mismo hemos empezado como si fuéramos un niñó pequeño en la guardería, así que ahora hay que echar a andar. 
 
 
Durante los primeros partidos de la temporada, se pudo ver que estábais a un nivel algo inferior al de los demás equipos. Más recientemente, sin embargo, sorprendísteis a Origen BCN y, la semana pasada, vencísteis tanto a Vodafone Giants como a MAD Lions E.C. ¿Qué crees que pasó en el equipo para dar este salto de calidad? ¿Hubo alguna evolución concreta que pudieses notar? 
 
 
Hay muchos factores. No hay que olvidar que la Superliga tiene un formato a mejor de uno, lo cual da cierta aleatoriedad a las partidas, eso es cierto, pero no tanta. Si un equipo es muy bueno y hay una diferencia de habilidad bastante grande con el otro, obviamente es más probable que gane. Lo que sí es verdad es que te permite hacer ciertas cosas interesantes, como entrenar algo específico o sacar una herramienta a la que a lo mejor no estén acostumbrados los otros equipos. Puedes sorprender por ahí. 
 
Contra MAD Lions, todo estuvo muy favorable desde el draft. En la partida, no pudieron hacer gran cosa y es lo que tiene un mejor de uno, que no te puedes adaptar y ya tienes que pensar en la siguiente jornada. Contra Giants sí que es verdad que fue una partida mucho más disputada, pero una genialidad al final de VON y del conjunto del equipo pues... Ya todo el mundo sabe como acabó, ¿no? Fue una cosa bastante épica. 
 
Al fin y al cabo, esto son los alicientes que tiene un mejor de uno. Al principio de temporada tuvimos un inicio muy difícil. Se notó claramente, porque estábamos enfrentándonos contra equipos que llevaban entrenando tres semanas, cuatro e incluso mes y medio. Nosotros habíamos entrenado juntos, literalmente, menos de una semana antes del primer partido. Se sabía que el inicio iba a ser duro y caótico y así fueron también las partidas, con mucha fiesta y poca sinergia.
 
Poquito a poquito se va viendo como el equipo va evolucionando. Se está compitiendo, nunca se ha dejado de dar la cara. Mucha gente nos tomaba por el muñeco de SLO y más de uno se ha llevado una sorpresa. De eso estamos bastante orgullosos. 
 
 
En el último partido, contra Movistar Riders, acabásteis perdiendo. ¿Que ocurrió en ese enfrentamiento? Gofio, por ejemplo, dijo que vuestra composición era muy complicada de manejar si no se sacaban muchas ventajas en el juego temprano y Miniduke, el medio enemigo, publicó un tuit declarando que habían jugado peor que nunca. 
 
 
En esto estoy de acuerdo. Se debió mucho a las condiciones de victoria que se plantearon desde el draft. Con el tipo de campeones que teníamos y su combinación, la única forma posible de ganar era sacando ventajas en los primeros minutos. Teníamos Rumble, Renekton... Teníamos muchas herramientas que, si no funcionaban al principio, lo iban a hacer todo muy difícil. ¿Por qué? Porque ellos escalaban mejor y en peleas de equipo, de frente, en espacios cerrados, tampoco teníamos mucha opción, no teníamos un iniciador claro. 
 
Entonces, el desenlace pasaba por eso. Ahora mismo el metajuego está muy definido, aunque se puedan jugar muchos campeones. Si obtienes una ventaja importante en el juego temprano, es muy probable que puedas acabar la partida. Se hizo una apuesta, no salió bien y bueno, ellos al final tenían una composición mucho mejor para el juego tardío y eso fue lo que pasó. No salieron los planes, suele pasar. 
 
 
En SLO siempre se ha dicho que el juego tardío tiene mucha importancia porque, debido al nivel de los equipos, aunque uno consiga sacar ventajas en el juego temprano, no va necesariamente a saber como cerrar la partida desde ahí. ¿Crees que este meta puede estar cambiando esa percepción?
 
 
Claro, esto hay que separarlo, hay que entenderlo bien. La teoría, en este caso, sigue el meta en el que estamos. Campeones todos orientados en el juego temprano y medio como Lee Sin, como Jarvan IV que mete mucha presión, como Gragas... Fíjate, ahora tenemos, como he mencionado, el tema de Rumble, muchos tiradores de los que vemos, como Ezreal, también... En fin. Eso significa que al final se acaban dando composiciones muy fuertes en los primeros minutos para pelear los dragones, el heraldo a minuto diez, etc. 
 
¿Qué es lo que ocurre? Estamos en un mejor de uno y, si una liga tiene muchos partidos, los equipos evolucionan, entrenan más y se adaptan mejor. Nosotros tenemos muchas jornadas, pero te la juegas a una carta. SLO ha crecido mucho en cuanto a nivel y, como te estás jugando mucho, muchas veces los equipos tienen miedo de apostar fuerte y, aunque hay algunos como G2 Heretics que lo están haciendo genial, es verdad que el juego se suele empantanar demasiado. Hay más miedo a perder que a ganar. Bajo mi punto de vista, eso es lo que ocurre, pero el meta ahora mismo tiende a partidas más cortas. 
 
Si ves la partidas de LEC, son cortitas, no es League of Legends de hace tres años. Bueno, LCK es diferente, ellos van a su rollo. En SLO, las partidas duraderas han sido siempre un poco como el ecosistema propio. Todas las ligas tienen sus propias características y, en SLO, son esas. Muchas veces los equipos van con pies de plomo e intentan no arriesgar tanto. Por eso el equipo que suele arriesgar y demuestra mejor sinergia es también el que acaba dominando. 
 
 
¿Dirías que esta es la temporada de SLO con más nivel de la historia? Porque esto se ha dicho siempre, pero ahora parece haber un sentimiento de que se quedó más bien en esa temporada de los MAD Lions y Giants cuyos integrantes ahora son casi todos nivel LEC. 
 
 
Completamente de acuerdo. No considero que esta liga sea la de mayor nivel ni mucho menos. Creo que hay jugadores muy buenos, sin lugar a dudas, con un nivel que a algunos les permitiría poder tener una oportunidad en LEC. Los mejores jugadores de España podrían estar muy claramente en equipos europeos de media o baja tabla. De todas maneras, el nivel de la liga ha descendido. 
 
De hecho, yo recuerdo que, antes de yo pasar a Arena of Valor, la liga tenía muchísimo nivel. Hablamos de Giants, de MAD Lions e incluso nosotros, cuando yo estaba en ASUS, también hicimos un quinteto muy potente. Ahí recuerdo mucho nivel individual y, en cuanto a equipos, también. Mucho más que ahora. 
 
 
¿Qué crees que nos falta para llegar a comprender el nivel de juego que se alcanza en ligas como LEC? Porque vemos jugadores que a lo mejor aquí no están en un equipo muy dominante a nivel táctico, pero, al llegar a un equipo de LEC, se adaptan perfectamente al sistema sin mayores complicaciones. 
 
 
Esa pregunta es buena porque, al final, los jugadores no son robots, no son máquinas. Entonces, aunque puedan funcionar en un sitio, a lo mejor en otro no funcionan. Tú puedes coger a un jugador que ha hecho una temporada horrorosa, meterlo en otro equipo y, de repente, brilla. En muchos casos lo más importante es la estructura. Obviamente, la propia motivación del jugador también es importante. Si te dan la oportunidad de jugar en LEC, yo me dejaría la piel. Eso no significa que los jugadores aquí no compitan, al contrario. Muchos de ellos utilizan la Superliga como un escaparate, como el mejor, de hecho. 
 
Por eso la mayoría de los jugadores quieren venir aquí, porque saben que hay mucha repercusión y muchos espectadores. En mi opinión, creo que si algo tiene LEC es la estructura. Hay mucha infrastructura detrás. Al final todo es un círculo. Cuando los jugadores se encuentran ante otros de mejor nivel mejoran mucho y digamos que se retroalimentan entre ellos mismos cuando se forma, por supuesto, un grupo positivo. Los miembros del cuerpo técninco, más de lo mismo, todo suma. Es como una pelota que se va haciendo cada vez más grande y al final termina desarrollándose en un nivel bastante alto. 
 
¿Qué ocurre aquí en SLO? Bueno, pues aquí tenemos que, lo dicho, entre las propias características de la liga, que las jornadas son mejor de uno, que hasta que no llega un determinado tiempo los equipos no se desarrollan... Porque al final, las primeras jornadas son siempre un lío, ahora es cuando se empiezan a ver equipos con un macrojuego mucho más limpio y los buenos empiezan a abrir más brecha. Al final es eso, lo que más influye son la estructura y las características de la liga. 
 
 
¿Qué balance harías de la primera vuelta y, teniéndolo en cuenta, qué objetivos pondrías actualmente para lo que resta de temporada? ¿Es llegar a playoffs ahora una meta clara dentro del equipo?
 
 
Yo siempre he sido partidario de que los objetivos hay que fijarlos conforme vas avanzando. Si haces una apuesta y te gastas X dinero específicamente con el objetivo de ganar la liga, entonces ya has planteado tu objetivo, pero, tal como lo hemos hecho nosotros y las posibilidades que hemos tenido a la hora de montar un quinteto y poder preparanos, establecer planes de entrenamiento y desarrollar la sinergia entre los jugadores, sinceramente el objetivo es competir. 
 
Sobre entrar en playoffs, por supuesto que hay que ir por ello a muerte si es posible alcanzarlo. Ahora mismo estamos en una posición en la que hay muchísimos tropiezos, equipos que, aún estando arriba, empiezan a caer, equipos que dan alguna sorpresa desde abajo... Estamos en esa posición en la que podemos pelear por ellos y, por supuesto, lo vamos a hacer. 
 
 
¿Cuál ha sido el jugador de Team Queso que más te ha sorprendido desde que empezó la temporada? 
 
 
Voy a decir dos, Khantos y VON. Khantos yo ya sabía que era bueno. Quiero comentar que era un jugador que, en los entrenamientos previos y las scrims, se veía que iba a ser alguien que iba a poder desarrollar un nivel bastante alto y no me ha defraudado. La verdad que el chico es un crack como AD Carry. Por el otro lado, VON creo que es un jugador que tiene muy buen potencial. Tiene cosas que pulir y trabajar, pero si él se lo propone creo que puede desarrollarse muchísimo más. Tenemos dos muy buenas figuras en esas posiciones. 
 
 
¿Es VON mejor que Caps con Pyke?
 
 
No hombre por dios (risas). Quiero decir, las comparaciones son odiosas. Lo que demostró en esa partida, de todas maneras, creo que fue una genialidad y demostró la inteligencia que tuvo en ese momento. Esa jugada yo creo que la hemos intentado todos en SoloQ o nuestras partidas con los amigos y sale muy poquitas veces. El tío tuvo los bemoles de hacerlo en una competición y le salió bien, la verdad que es para quitarse el sombrero. 
 
 
Se está hablando mucho del llamado 'método Gofio', dándosele casi la misma importancia que se le daba la temporada pasada a PochiPoom en S2V. Tú que lo ves desde dentro, ¿cuanta influencia dirías que tiene realmente Gofio y, exactamente, qué es ese susodicho método?
 
 
Al final, cuando todo va bien, siempre es resultado de muchas pequeñas cosas. Del entrenador, obviamente, pero también del trabajo y la actitud de los jugadores, de que todo el mundo vaya en la misma dirección... Sí que es verdad que hay una cosa que creo que ha sido muy positiva y es que los jugadores siempre han tenido esa predisposición a aprender y, si se ve que hay diferencias, se hablan y ya está. Desde el primer momento, todos han demostrado una tremenda actitud. Eso ha hecho que el trabajo sea mucho más fácil. Digamos que te montas en esa rueda y ya gira sola.
 
El trabajo del entrenador jefe brilla más, podemos aportarle mucho más, podemos ayudarle, los jugadores progresan, mejoran, están abiertos a retroalimentación contínua... Eso es lo que hace que todo vaya girando y que todo salga bien. Una de las partes del éxito es el trabajo de Gofio, pero, al final, es el trabajo de todos. Es lo que pasa, cuando todo va mal parece que la culpa es de ese que muere mucho o de aquel que no "farmea" bien, la gente se queda con eso, pero es todo mucho más complejo y hay siempre muchos factores detrás. 
 
 
Actualmente eres el entrenador estratégico de Team Queso. El término se conoce, pero en realidad nadie sabe lo que conlleva exactamente. ¿Cuál es concretamente tu función dentro de la división de LoL de Team Queso? ¿En qué ayudas a los jugadores en el día a día?
 
 
Se asiste a todos los entrenamientos, lo que implica todo el feedback que se pueda dar en cuanto a estrategia, macrojuego, composiciones, objetos y demás. Todo eso lo debatimos el cuerpo técnico, somos como voces para ello. Por otra parte, también llevo el control y seguimiento de todos los "drafts" de los equipos: los campeones que juegan y que no juegan, qué seleccionan y cómo lo seleccionan, donde se pueden ver prioridades... 
 
Veo todos los partidos de Superliga Orange buscando patrones que puedan repetirse  y, al final, me centro más que nada en la estrategia. En realidad, es un grupo conjunto en el que hasta el analista hace su función, importa todos los datos que pueda sacar y nos traduce los que nos puedan valer, etc., pero sí, mi día a día sería ese. 
 
 
Te quería preguntar sobre un jugador en específico. Cuando eras entrenador de ASUS ROG Army trabajaste con Kirei, jugador al que recientemente hemos visto disputando el MSI y compitiendo al máximo nivel europeo con Misfits Gaming. ¿Cómo era entonces y en qué crees que ha cambiado durante este tiempo para llegar a donde está ahora? Porque hace dos años, llegó a España diciendo que iba a reventar la liga y, al final, no fue ni mucho menos así. 
 
 
Esta pregunta es perfecta para entender todo lo que he explicado antes. Un jugador puede brillar en un sitio y en otro no. Nostros en ningún momento dudamos de la capacidad de Kirei. De hecho, en su momento, apostamos por él. Su actitud siempre fue buena, él es un jugador trabajador, tiene una mentalidad brutal a la hora de mejorar y da mucho gusto, en ese sentido, poder analizar y discutir cosas con él. 
 
¿Qué es lo que ocurre? Es una suma de factores. Teníamos un roster muy potente y tuvimos bastantes opciones. Al final, tuvimos que competir contra probablemente el mejor MAD Lions y el mejor Giants de la historia, pero eso es otra historia aparte. Conseguimos el tercer puesto que, aunque lo queríamos todo, está bien. Si el jugador se encuentra en un ambiente que para él ahora mismo es muy positivo y se retroalimenta positivamente de sus compañeros, eso hace que su nivel crezca exponencialmente. 
 
Kirei, por todo lo que lo conocí y todo lo que entrené con él, siempre fue una persona con mucha motivación y muy trabajador, así que no creo que eso haya tenido que ver. Sí que es verdad que ese plus extra de motivación por estar donde está y ver hasta dónde ha llegado te hace dar el cuatrocientos por ciento. Si antes dabas el doscientos, ahora el doble. El verdadero potencial de Kirei, yo creo, es el conocimiento que tiene del juego y para ver las jugadas, eso es lo que hacía que fuera tan bueno. 
 
En ASUS fue como fue, no terminó de salir todo de aquella manera, pero sin duda alguna el potencial y la habilidad que tiene son increíbles. Sobre todo su inteligencia, si tengo que darle algo sería la inteligencia. 
 
Aquí acaba la primera parte, pero, si os habéis quedado con ganas, no os preocupéis. La semana que viene se publicará la segunda mitad, donde SamCro nos contará su experiencia entrenando en Arena of Valor y hablará de la diferencia entre los juegos móviles y de consola en el mundo occidental, entre muchas otras cosas. ¡Hasta entonces!
 
 
Autor: Lucas "LuckyNeck" Chillerón.