mal día para los de occidente
12 DE Octubre DE 2018 / 15:16

China domina el World Championship y todos sus equipos se mantienen invictos

Los equipos chinos están mostrando un espectacular momento de forma y ahora mismo son los favoritos.
El World Championship sigue su curso y hoy ha finalizado el tercer día de competición. En los primeros días destacó el bajo nivel de los coreanos y las sorpresas europeas, sin embargo hay una región que está reinando por encima de las otras, China.
 
Royal Never Give Up, Invictus Gaming y EDward Gaming, los tres representantes de la LPL, han ganado todos sus encuentros demostrado el poderío de su liga. Antes de que comenzara el evento muchos expertos auguraban que este sería el año de China y, de momento, así está siendo.
 
EDward Gaming arruinó las esperanzas de los aficionados norteamericanos al derrotar a su mejor equipo, Team Liquid. Lo cierto es que Doublelift y compañía se derrotaron a si mismos con su plan de juego, a pesar de tener una composición que escalaba mejor e ir igualados en oro, forzaron varios objetivos menores sin necesidad.
 
El conjunto chino se mostró superior en las peleas grupales y Scout estuvo estelar con Azir. EDward Gaming ahora apunta a la primer puesto del grupo en su partido de mañana frente a KT Rolster.

 
El partido del día era, sin lugar a dudas, el Fnatic contra Invictus Gaming. Hay muchas expectativas detrás del campeón europeo pero hoy no han sido capaces de alcanzarlas.
 
La estrategia de los chinos fue clara, minimizar el impacto de las dos estrellas de Fnatic, Caps y Rekkles. Al primero le paró los pies Rookie con uno de sus mejores campeones, Syndra, mientras que el tirado sueco sufrió la presión del jungla enemigo y concedió varias muertes en el inicio.
 
Solo sOAZ mantuvo el encuentro competitivo durante un tiempo, pero al final Invictus Gaming se mostró como un claro contendiente al título y se llevaron la victoria.

 
Team Vitality tenía la responsabilidad de salvar el día para la región, sin embargo era una tarea harto complicada pues su rival era Royal Never Give Up.
 
Aunque los europeos centraron sus bans en Uzi, el astro chino jugó una Tristana impecable que fue una autentica maquina de matar súbditos. Mientras tanto, en el otro lado del mapa, se descubrió LetMe con un Urgot que fue una autentica pesadilla.
 
Team Vitality intentó frenar a sus rivales forzando peleas, algo común en ellos, pero en esta ocasión no les funcionó. El conjunto chino simplemente fueron mejores y se mantuvieron invictos en lo más alto de la tabla.