declaraciones tras la victoria contra emonkeyz
8 DE Febrero DE 2019 / 14:36

Deadly: "Ahora mismo todos los equipos de la liga están igualados en fuerza"

Los gigantes han tenido un inicio complicado en la Superliga Orange pero ayer por fin se encontraron con la victoria.
Vodafone Giants no ha tenido el inicio esperado en la Superliga Orange de League of Legends. Eran uno de los favoritos en casi todas las quinielas pero solo han conseguido sumar una victoria en los cuatro partidos disputados hasta el momento.
 
Los gigantes llegaron a cosechar tres derrotas consecutivas pero ayer cortaron esa racha negativa al derrotar a eMonekyz. Tras la victoria, Matthew "Deádly" Smith compareció para contestar a las preguntas de los medios.
 
El británico dijo que, a pesar de no haber jugado todo lo limpio que podían, el partido contra los monos fue bien. A nivel individual también se ha visto bien, mejor que en actuaciones anteriores. Aún así, cree que deberán seguir trabajando duro de cara a las próximas jornadas.

 
Deadly confiesa que ha habido algo de presión en el seno del equipo tras las tres derrotas iniciales, además el partir como favoritos es un añadido a esta presión. Ahora toca seguir jugando con confianza y lidiar con la presión de los aficionados ya que son un equipo "top".
 
La Superliga Orange está ajustadísima con muchos equipos empatados y ya no queda nadie invicto, algo que reconoció el propio jugador: "ahora mismo todos los equipos de la liga están igualados en fuerza". Deadly quiere volver a medirse a G2 Heretics pues considera que fue un partido muy igualado que perdió él debido a errores individuales.
 
Vodafone Giants ha mantenido casi el mismo bloque que la temporada pasada, la única novedad es Milica. Deadly dice que su nuevo compañero es igual de bueno a nivel mecánico que Yoppa, así que en los próximos partidos le ayudará con la presión que ha tenido sobre sus hombros.

El británico concluyó la rueda de prensa hablando sobre el estado de su rol, el de tirador. En su opinión, ahora mismo está bastante mal, aunque quizás en unas semanas se adapte a los cambios en la velocidad de ataque.