cayeron en cuartos frente a Misfits
26 DE Agosto DE 2018 / 12:01

G2 completó su peor actuación en una LCS y no estarán en Madrid

Los chicos de Ocelote confirmaron las malas sensaciones de la temporada con una pobre actuación.
G2 Esports dominó la LCS con puño de hierro durante varios años. El club de Carlos 'Ocelote' Rodríguez hizo historia en la región al ser el primer equipo en encadenar cuatro títulos de LCS de manera consecutiva, sin embargo la situación ha cambiado esta temporada. Tras la marcha de su bloque de jugadores el rendimiento del equipo ha bajado considerablemente, hasta tal punto que han cosechado la peor actuación de la historia de G2 Esports en una LCS.
 
G2 Esports quedó cuarto en la liga regular tras una serie de desempates. Así que sus rivales en su camino hacia las finales de Madrid eran unos Misfits muy venidos a menos desde el inicio de LCS. Perkz y compañía eran los favoritos para un encuentro que se presuponía igualado, pero lo que ocurrió en la serie distó mucho de las expectativas.
 
Misfits le jugó a G2 Esports un juego agresivo centrándose en los inicios de partida, una estrategia con la que les había ido muy bien al inicio de verano. Ni los jugadores, ni el cuerpo técnico de G2 Esports supieron adaptarse a la presión que ejercía sus rivales y fueron cediendo mapas uno detrás de otro. El batacazo de G2 Esports fue grande, pues no solo perdieron sino que lo hicieron por un contundente tres a cero.
 
En el primer mapa tuvimos como gran protagonista la elección de Twisted Fate, un campeón poco habitual, por parte de Sencux. Mientras tanto, G2 Espors optó por una composición más pasiva esperando poder sobrevivir al inicio de partida, algo que no ocurrió.
 
En esta partida se le vieron las costuras a Wunder, quien fue destrozado en línea por el Cho'Gath de Alphari. Misfits supo usar su ventaja inicial para aplicar presión en todo el mapa gracias a la definitiva global de Twisted Fate. Los inadaptados cerraron el mapa de manera metódica.

 
El segundo encuentro fue más igualado y G2 Esports dio síntomas de mejora, pero nada más lejos de la realidad. Aunque fueron capaces de aguantar las líneas e incluso ganar algunas de ellas, las batallas grupales fueron otra historia.
 
Misfits fue muy superior en el apartado visión y control de objetivos, se limitaron a forzar peleas alrededor del Barón Nashor hasta conseguir la ventaja que necesitaban para cerrar el mapa.

 
En el último mapa Hans Sama trajo de vuelta a uno de sus campeones más reconocidos, Draven. Misfits centró su estrategia en colocar por arriba en oro al tirador francés y la táctica les funcionó a las mil maravillas.
 
Hans Sama sintió la presión durante ciertos puntos de la partida y varios errores individuales estuvieron a punto de darle la vuelta a la tortilla, sin embargo al final no fue suficiente y G2 Esports cayó de manera contundente.

 
Jankos, Wunder e incluso Perkz, estuvieron muy lejos del nivel que se les presupone, y esta actuación hace que este proyecto se tambalee. La derrota de G2 Esports convirtió a Fnatic en el primer equipo europeo clasificado por el World Championship, aún así los chicos de Ocelote tendrán su oportunidad de llegar a Corea a través de las finales regionales.
 
G2 Esports había conseguido en su tiempo de vida en la LCS cuatro títulos y un segundo puesto, así que esta eliminación en primera ronda es un borrón en un palmarés que venía siendo espectacular.