EL MANEJO DEL ROL básico EN ESTE META
4 DE Febrero DE 2019 / 16:58

La importancia de las decisiones en la jungla ejemplificada en la SLO

La primera jornada nos dejó un ejemplo perfecto de cómo deben de plantear las partidas los jugadores profesionales.
La jungla de League of Legends es, y así se ha demostrado a lo largo de los años, un territorio complicado de dominar. La responsabilidad de un jungla es enorme en lo que a impacto en la partida se refiere, y las consecuencias derivadas de jugar el rol apropiadamente o no pueden ser clave en los resultados de los partidos.  
 
Un jungla tiene en sus manos el manejo de la presión que su equipo pueda conseguir en el juego temprano, así como la manera de jugar las líneas de todos sus compañeros de equipo o el que este pueda asegurar los objetivos neutrales. Los constantes cambios de metajuego que la posición ha sufrido a lo largo de su historia han provocado que los profesionales se hayan visto obligados a readaptarse continuamente para poder seguir en lo más alto de la competición. 
 
Año tras año, hemos podido asistir a las constantes quejas de los jugadores, cansados de tener que acostumbrarse a afrontar las partidas de una manera completamente diferente a como lo hacían antes cada vez que empezaba la temporada competitiva. Esta ha sido también, sin embargo, una de las grandes excusas utilizadas por la mayoría de profesionales al más alto nivel para justificar las pérdidas de nivel que pudiesen sufrir al comienzo de cada año. 
 
 
No obstante, fijando la vista en este 2019, se puede observar con facilidad que Riot ha decidido no interferir en demasía en la manera de jugar la jungla durante la pretemporada, y por tanto aquellos jugadores que no estén mostrando su nivel habitual durante estos primeros compases del año se han quedado sin poder utilizar el pretexto de la adaptación, saliendo a la luz cualidades más significativas tales como la falta de sinergia con el equipo, la indecisión a la hora de distribuir los recursos, o la elección incorrecta de un estilo de juego acorde al enemigo contra el que te estés enfrentando.
 
Todas ellas son increíblemente relevantes, pero a nivel individual esta última es de suma importancia, puesto a que aunque es el jungla quien finalmente decide sobre su ejecución, una decisión errónea puede desencadenar tanto en un emparejamiento perdedor como en una imposibilidad de crear un efecto de bola de nieve de manera adecuada, dependiendo de la partida y de la manera en la que esta actúe sobre los picos de poder y condiciones de victoria de tu equipo.
 
Estas decisiones suelen basarse, al menos en lo que respecta a junglas profesionales, en conocimiento de los límites de tu personaje, conocimiento de la manera más óptima de utilizar al campeón rival, influencia de las líneas tanto aliadas como enemigas en el modo de distribuirse el mapa, y la consiguiente deducción sobre la forma de explotar cualquier ventaja que todos estos apartados pudiesen proporcionar a la hora de conseguir los objetivos que se tengan establecidos para el papel de la jungla en el juego temprano.
 
Teniendo en cuenta que el estado actual del juego proporciona una gran ventaja a aquellos junglas que sepan mantenerse activos y relevantes durante los primeros compases de la partida, ya sea a través de generar presión y conseguir asesinatos gracias a los ganks o a través de proveer de visión a tu equipo con la que nulificar la presencia del jungla rival, es muy importante para los jugadores profesionales ejecutar este proceso mental correctamente en alas de obtener éxito competitivo. 
 
Un ejemplo de esto se pudo ver durante la primera jornada de la Superliga Orange, disputada el pasado miércoles 30 de enero, en los partidos de Splyce Vipers vs G2 Heretics y S2V Esports vs Penguins. Ambos partidos, como la mayor parte de la jornada, acabaron tornándose en sorpresa, puesto que los equipos de G2 y Penguins, los cuales se suponía contaban con un menor nivel que sus respectivos contrincantes, consiguieron dar la sorpresa y finalmente se hicieron con la victoria. 
 
     

 
     

 
 
Siendo estos los dos primeros partidos en disputarse, una característica que les unió fue que en ambos se jugó el mismo enfrentamiento en la jungla, el cual consistía en Kha´Zix en el equipo ganador y Olaf en el derrotado. Aunque el resultado de ambas partidas acabó siendo el mismo, las diferencias en la manera de jugar este matchup fueron nítidamente visibles, y esto cambió completamente las circunstancias en las que se acabó disputando el juego tardío en cada uno de los enfrentamientos.
 
Una de las causas por las que Olaf es actualmente un personaje que goza de alta prioridad entre las esferas competitivas es su capacidad para farmear más rápido que otros junglas, creando así ventajas de tempo con las que poder hacer acto de presencia en la mitad del mapa rival de manera sencilla y eficaz. Sin embargo, Anderseen "Sharp" Lilleengen fue aparentemente incapaz de identificar estas cualidades en su campeón. 
 
Tras un intento de invadir el bufo rojo rival que no dió resultado alguno, pues Kha´Zix es un personaje que suele empezar su ruta por este campamento y pudo evitar que fuese robado, Sharp decidió empezar a limpiar su propia jungla solo tras adjudicarse el cangrejo de la parte superior del mapa. Este movimiento demostró ser altamente perjudicial, puesto que le impidió conseguir terminar su limpieza de jungla antes que la del rival, no pudiendo así utilizar el tiempo que hubiese obtenido en impactar ninguna de las líneas. 
 
Cierto es que, tras volver a base por primera vez, supo identificar que Kha´Zix debía estar en la parte superior y pudo por ende colocar un guardián de visión en los lobos enemigos, pero el jungla de G2 Heretics, Leon "Lamabear" Kruger, quien había disfrutado de una inesperada absoluta libertad hasta el momento, fue muy astuto y transicionó correctamente la ventaja que Olaf le había dejado obtener mediante un gankeo en la línea inferior en la que pudo conseguir la primera sangre. 
 
 
El panorama, sin embargo, cambió completamente al comenzar la segunda partida. Alejandro "Carbono" González, jungla de S2V Esports y miembro del renovado quinteto español por el que la organización ha apostado para esta temporada, demostró que era plenamente consciente tanto de su función en la partida como de las características del campeón rival. Kha´Zix es un personaje que, cuando utilizado en el lado rojo del mapa, presenta una manera de limpiar la jungla mucho más eficaz que cualquier otra, o al menos así lo demuestra el número de veces que los jugadores profesionales así lo utilizan. Esta consiste en empezar en el bufo rojo, continuar hacia los picuchillos, y desplazarse seguidamente a la mitad inferior del mapa.
 
Aunque es un campeón que prefiere hacer la primera o dos primeras limpiezas de jungla de manera pasiva, cuenta con un enorme daño inmediato, o burst, al empezar la partida. Por lo tanto, si se le quiere intentar invadir tiene que ser a través de un reconocimiento de su posición, evitando así encontrarse con un duelo cara a cara, y no utilizando la fuerza bruta.
 
Carbono, completamente conocedor de ello, elabora una táctica muy eficaz para utilizar estas características del jungla rival en su favor. Tras empezar en su propio bufo rojo y hacerse los picuchillos y el bufo azul, es plenamente consciente de dos factores. El primero, que Kha´Zix se encuentra en la parte inferior del mapa; el segundo, que los krugs del jungla de PENGUINS probablemente están intactos. Así pues, aprovecha el momento para adentrarse en territorio hostil con el objetivo de apoderarse de ellos. 
 
Tras conseguirlo, vuelve a restablecer su "pathing" inicial, y espera a que se obre la tragedia. Cuando Kha´Zix, tras volver a base para comprar, acude a sus krugs para completar la limpieza, se encuentra, muy para su sorpresa, con el vacío absoluto. Esto le deja muy lejos de cualquier línea que pueda impactar, y sin nada que hacer en el mapa durante los siguientes minutos, ocasionando una pérdida de tiempo que ayudará a Carbono, con el tiempo, a asegurar tanto el primer dragón como el heraldo para poner extremadamente por delante a su equipo.
 
 
Uno podría argumentar que Sharp se veía imposibilitado para jugar al igual que lo hizo Carbono, dado que sus líneas no podían presionar a las del rival y por tanto sería demasiado arriesgado hacer movimientos que pudiesen comprometer la seguridad del jungla en el caso de que el rival obtuviese visión de donde se encontraba. Sin embargo, el enfrentamiento en la línea de medio era de Akali contra Galio, y esto inutilizaba completamente las opciones del rival de rotar a una escaramuza, debido a lo abusiva que La Asesina Furtiva resulta en estos momentos iniciales de la partida, con lo cual este razonamiento quedaría desestimado.
 
Lo que sí que pudo causar esta diferenciación, sin embargo, y que fue claramente visible a lo largo de ambos partidos, fue la diferencia a nivel de experiencia que existía entre los dos jugadores. Sharp es un jugador amateur, cuya etapa más notable hasta el momento había sido su participación en el Circuito Tormenta, y que se había visto en la situación de tener que suplir al inicialmente jungla titular de su equipo, Sebastián "Tierwulf" Mateluna. Por su parte, Carbono es un veterano más que consagrado dentro de la escena española, conocido por saber aprovechar al máximo las ventajas que pueda obtener, y quien posee a estas alturas de su carrera un alto grado de fiabilidad, más dentro de un equipo en el cual la comunicación es realizada en su idioma natal. 
 
Estas desigualdades acabaron por relucir a la hora de la verdad, dejándonos un perfecto ejemplo de la importancia de la correcta toma de decisiones en la jungla a nivel profesional, así como más razones todavía para estar pegado a la pantalla cuando la Superliga Orange arranque su segunda jornada el próximo Lunes, 4 de febrero a las 6 de la tarde.