el partido fue muy reñido y se fue al quinto mapa
28 DE Agosto DE 2018 / 23:43

La mejor versión de MAD Lions elimina a Movistar Riders en una semifinal para el recuerdo

La reedición de la pasada final de Superliga Orange no decepcionó a nadie y nos dejó un partidazo.
La Superliga Orange se ha convertido en una competición de primerísimo nivel y el encuentro de hoy así lo ha demostrado. Movistar Riders y MAD Lions E.C. se volvían a ver las caras, sin embargo esta vez lo hacían en las semis y luchaban por un puesto en Bilbao.
 
Los jinetes partían como claros favoritos tras su espectacular liga regular, mientras que los leones no habían convencido a nadie con su juego irregular. Aún con todo esto, muchos sospechaban que MAD Lions mostrarían una cara diferente en un encuentro de esta índole.

 
Movistar Riders anunciaba justo antes del encuentro que se jugarían los playoffs sin Xyraz por problemas de salud. Los compañeros del sueco tuvieron un bonito detalle con él y vistieron una camiseta con su nombre para mostrar su apoyo.

 
El primer mapa arrancó con un nombre propio Nemesis, el esloveno volvía a poner sus manos en Corki, un campeón que ya le había dado muchas alegrías en el pasado. Selfmade se encargó de ayudar a conseguir un par de muertes para su compañero contra el siempre peligroso Hatrixx, mientras el resto cumplía su papel y se dedicaban a mantener la línea.
 
Con Corki por delante los leones madrileños jugando un macro de libro, colocaban visión, se llevaban el objetivo aprovechando su ventaja y reseteaban el mapa. Poco a poco fueron asfixiando a los jinetes quienes intentaron contestar en alguna pelea grupal, pero la ventaja era mucha. Al final MAD Lions comenzaba la serie por delante.

 
Movistar Riders no se iba a rendir tan fácilmente y propusieron un inicio de partida más movido en el segundo mapa. Su objetivo principal fue dejar por detrás a Nemesis, y lo consiguieron, sin embargo en la otra línea Werlyb y su Jarvan IV abusaban de Finn.
 
La igualdad de oro reinaba cuando llegaron las primeras peleas grupales y los leones simplemente las jugaron mejor. Tras varias peleas alrededor de objetivos consiguieron la ventaja de oro que necesitaban. Crownshot despertó de la pesadilla que ha vivido durante la temporada regular y su Ezreal fue clave para poner el dos a cero para su equipo.
 
Si en el primer mapa destacó Nemesis, en el tercero fue el momento de su rival en línea, el MVP Hatrixx. El noruego se decantó por Azir y, a pesar de que es un campeón para escalar, se echó a Movistar Riders a su espalda desde el inicio.
 
Los jinetes dominaron el principio de partida castigando los errores de Nemesis y Selfmade. Todo parecía que iba a ser un paseo para ellos, sin embargo Finn empezó a notar la presión y concedió muertes innecesarias, fue cazado varias veces y terminó dando vida a unos leones que parecían muertos.
 
Al final, Hatrixx tuvo que decantar varias peleas grupales al límite y sacar el mapa hacia adelante. Movistar Riders sufría pero salvaba el primer punto de partido y nos íbamos al cuarto mapa.

 
MAD Lions mostró su confianza en el cuarto mapa optando por una composición para escalar con Gangplank y Kog'Maw, y el partido se les pondría de cara desde el inicio. Un mal 'dive' de los jinetes nada más empezar el mapa regaló una ventaja que podría parecer definitiva.
 
Cinkrof lideró a su equipo durante muchos minutos con Zac. El polaco decidió varias peleas gracias a su definitiva y mantuvo vivo a Movistar Riders. En los siguientes minutos tuvimos una sucesión de peleas muy cerradas que acababan cayendo por poco del lado de los leones, pero cuando tenían la base enemiga abierta para acabar apareció Jeskla. El tirador sueco barrió a sus enemigos con Tristana y remontó un encuentro que parecía imposible.

 
En el mapa definitivo los equipos optaron por campeones de confort como Jarvan IV y Corki para Werlyb y Nemesis, o Kog'Mar y Azir para Jeskla y Hatrixx. El inicio de partida fue desalentador para los leones madrileños que perdían casi todas las líneas y especialmente se quedaba por detrás Crownshot.
 
Los jinetes no estuvieron finos en sus decisiones sobre el mapa, forzaron varias peleas innecesarias y regalaron muchas muertes a la Kai'Sa de Crownshot. A la hora de las peleas grupales volvió a brillar el de siempre, Werlyb volvía a demostrar que está hecho de otra pasta y se convertía en una pieza clave en los momentos más tensos dando victoria para su equipo.

 
Esta triunfo supone que MAD Lions estarán en Bilbao donde deberán derrotar a Vodafone Giants si quieren reditar su título en la Superliga Orange. Además aseguran una plaza en el próximo European Masters.

 
La semifinal fue un autentico espectáculo. Personalidades de todas las nacionales se hicieron y compartieron el stream, un stream que registró durante mucho tiempo más de 20.000 espectadores.