fnatic y g2 se juegan el título de lcs
6 DE Abril DE 2018 / 15:50

Llega la final más soñada en Europa

El domingo se disputará la final de la LCS europea, que dará una plaza para el Mid Season Invitational.
La final soñada por muchos aficionados por fin se hará realidad. Fnatic y G2 Esports, los dos mejores equipos europeos, se disputarán el título de la LCS europea y una plaza en el Mid-Season Invitational que se jugará en nuestro continente en el mes de mayo, además de valiosos puntos para conseguir una plaza para el Mundial.
 
Y es que, por raro que parezca, nunca antes Fnatic y G2 Esports se habían enfrentado en la final. Cuando comenzó la era de G2, Fnatic tuvo su declive. Los de ocelote derrotaron a Origen, Splyce, Unicorns of Love y Misfits; mientras Fnatic siempre se quedaba por el camino. Ahora por fin el equipo naranja vuelve a donde siempre estuvo presente en los seis primeros splits de LCS. Además, por primera vez en mucho tiempo G2 no parte como favorito, sino que Fnatic es el candidato número uno.
 
Fnatic ha cuajado hasta el momento una excelente temporada. Los de Dylan Falco disiparon las dudas iniciales con un registro casi impecable en la segunda vuelta de la fase regular, y una cómoda victoria por 3-1 ante Vitality en semifinales. Fnatic seguirá teniendo la baja anunciada de Soaz, por lo que Bwipo ocupará la línea superior en la que ya jugó en semifinales y varios partidos de liga regular. Aunque no tiene la experiencia ni la madurez del francés, se ha mostrado bastante solvente en casi todos los mapas que ha disputado hasta el momento, convirtiéndose en una promesa de cara al futuro.
 
 
Broxah también ha sido una pieza importante del equipo, dando ventaja a sus líneas y robando objetivos importantes en ciertos partidos para salvar a Fnatic. Hylissang también ha crecido durante su primer split en el conjunto naranja, dejando atrás la inconsistencia que le pesaba por momentos en Unicorns of Love. Aunque por encima de todos, están Caps y Rekkles. Ellos son, sin duda, los jugadores llamados a llevar a Fnatic a la conquista del título. Ambos vienen de completar una excelente campaña, como viene siendo habitual en los últimos splits, y son los máximos candidatos a llevarse el MVP, que también se entregará este fin de semana.
 
Rekkles, junto a su apoyo, deberán aprovecharse de la inexperiencia de la línea inferior de G2, desacostumbrados a jugar partidos de tal importancia, y donde la presión puede hacer mella, especialmente si la serie se alarga. Fnatic no gana la LCS desde 2015. Entonces Rekkles, con unos compañeros muy distintos a los de ahora, levantaba el título después de una pentakill que allanaría el camino lleno de obstáculos puestos por un dignísimo Origen. Tres años después, Fnatic podría volver a poner su nombre en la historia.
 
Para evitarlo está G2 Esports. Perkz y compañía no parten como favoritos, pero no hay que olvidar que han ganado los últimos cuatro splits de forma consecutiva. Aunque con la reestructuración de la plantilla, en la que sólo el croata se mantuvo, muchos quitaban a los de ocelote de la lista de favoritos, con el tiempo el quinteto se fue amoldando y los resultados fueron llegando. Al segundo puesto conseguido sobre la campana en la fase regular siguió una disputada serie contra Splyce que resolvió Hjarnan.
 
 
El tirador, que no había brillado con luz propia durante la fase regular, dio un paso al frente en el momento más decisivo para meter a G2 Esports en su quinta final consecutiva en Europa. Un 6/0/5, con quadra kill incluida, y un 7/0/8 en los dos últimos mapas valieron un merecido MVP de la serie y un billete a la final. Allí se enfrentará con su compatriota Rekkles, para muchos el mejor jugador europeo.
 
Perkz, sin embargo, no pasa por su mejor momento. El croata, que salvó a su equipo en la primera parte de la temporada, se ha mostrado impaciente en las últimas semanas y no llega a la final con el nivel al que nos tiene acostumbrados. El jugador deberá recuperar su forma de cara al duelo con Caps, que puede ser una delicia para los aficionados. Wunder, en cambio, podría presionar al debutante Bwipo, y tratar de ganar ventaja para su equipo en la línea superior aprovechando la inexperiencia del belga. Jankos y Broxah, por su parte, también podrían decantar los partidos en los primeros minutos si consiguen buenos movimientos que den ventaja a los jugadores capaces de tirar del carro.
 
La final será el domingo en Copenhague, capital danesa y cuna de talentos del League of Legends. El país nórdico ha visto crecer a jugadores de la talla de Bjergsen, Jensen, Froggen, Zven, Jesiz, Svenskeren, Kobbe, Broxah, Caps o Wunder. Los tres últimos tendrán la oportunidad de jugar ante su público este domingo, lo que supone sin duda una motivación añadida. Un día antes tendrá lugar la batalla por el tercer puesto entre Splyce y Vitality, con valiosos puntos de Mundial y una plaza de Rift Rivals en juego.