SE ENFRENTAN DOS GRANDES EQUIPOS
20 DE Abril DE 2019 / 12:30

MAD Lions contra Splyce Vipers, el duelo nacional por la conquista de Europa

Los dos clubes españoles se juegan el pase a semifinales de la edición de primavera de EU Masters.
España lleva siendo la región por excelencia desde que se fundase la segunda categoría europea de League of Legends, allá por el comienzo de 2018. En la primera edición de European Masters, el equipo de MAD Lions entrenado por Alvar “Araneae” Martín consiguió abrirse paso hasta las semifinales. De no haber sido por la formación, previa al torneo, de un superequipo que competía bajo el conocido nombre de Origen, los leones bien podrían haberse llevado el trofeo a casa. 
 
Para la temporada de verano de 2018, sin embargo, Origen ya había dejado de existir. Sin nada que les pudiese frenar, el en aquel entonces equipo español por excelencia se hizo con la victoria sin mayores complicaciones. Parece completamente justificado que cuatro jugadores de ese mismo equipo se hayan encontrado recientemente compitiendo en las eliminatorias de LEC, al menos a juzgar por lo alto que dejaron al ecosistema español durante el tiempo que estuvieron representándolo. 
 
El quinteto de MAD Lions en 2018 dejó las expectativas muy altas para los aspirantes venideros. Por culpa de Oskar “Selfmade” Boderek y compañía, cualquier equipo de este lado de la península es, a día de hoy, firme candidato a hacerse con la victoria en EU Masters. Por ahora, no obstante, sus sucesores parecen estar cumpliendo adecuadamente con la tarea. 
 
 
Por suerte o por desgracia, ambos representantes españoles están destinados a encontrarse en los cuartos de final de la temporada primaveral del torneo más prestigioso entre los equipos de las ligas regionales. Esto, como casi todo en la vida, tiene una parte positiva y otra que no lo es tanto. En primer lugar, esto no debe olvidarse, significa que ambos equipos han sido capaces de llegar hasta aquí.
 
Para los seguidores españoles este dato podría no ser más que una nimiedad, pues es el nivel mínimo que se espera de los equipos del país, pero observando las complicaciones por las que han pasado ambas escuadras a lo largo del torneo, es un hecho por digno de alegría. 
 
Por otra parte, también viene a decir que al menos un equipo español estará en las semifinales. La competición internacional es exigente y, quien sabe, podría acabar con ambos quintetos en la primera ronda de eliminatorias de no haberse dado este enfrentamiento. No obstante, lo contrario también es cierto. La posibilidad de que la mitad de los semifinalistas sean nacionales, así como de una final puramente española, se han desvanecido por completo. 
 
Sin embargo, no es menester preocuparse por tales hipótesis, no a estas alturas de la película. Siendo ya conocedores del enfrentamiento que va a desarrollarse este viernes 20 de abril, lo mejor que se puede hacer es relajarse y disfrutar de la esplendorosa reedición de los cuartos de final de Superliga Orange. Otras cuestiones, sin embargo, si que poseen completa legitimidad. Sin ir más lejos, ¿qué pasará?, ¿quién se hará con la victoria?, ¿cuál será el club español que pelee por la plaza en las finales de Leicester? 
 
Es cierto que solo el tiempo podrá contestar estas preguntas, pero poner el enfrentamiento en contexto puede ser de ayuda a la hora de entender mejor las bazas de cada equipo.
 
 
Por un lado está el ya no tan nuevo quinteto de los leones. Aunque las semejanzas con el glorioso equipo que formaron el año pasado son pocas y difíciles de trazar, esta nueva versión tiene su propia manera de entender las partidas. Muy pocos se esperaban el contundente parcial de 3-0 que han obtenido en la fase de grupos del torneo, sobretodo tras su pronta eliminación en la Superliga Orange y lo complicado que les resultó posteriormente avanzar a la fase principal de EU Masters. 
 
Si tan fácil les ha resultado esta última etapa, sin embargo, no es más que por el refinamiento de su estilo de juego que han llevado a cabo durante estas tres partidas. En toda la temporada regular de la liga española jamás pudo verse a Samuel “Samux” Fernández en una posición en la que gozase de los suficientes recursos como para ser la principal amenaza de su equipo. El ex-jugador de Unicorns of Love, por el contrario, se vio obligado a tener que igualar o incluso ganar líneas sin atención ninguna de sus compañeros de equipo. 
 
Esto era debido a dos motivos principales. En primer lugar, la fijación de dichos compañeros a trabajar para Pavel “Yoppa” Kostic. El top serbio era el principal estandarte del equipo. Si a él le iba bien, el resto del equipo compartía su bienestar. Si no, sucedía todo lo contrario.
 
 
Yoppa es un jugador famoso por sus increíbles mecánicas, siendo un jugador capaz de ganar la línea y sacar asesinatos en situaciones de uno contra uno hasta en el más inhóspito de los casos. Así pues, parecía lógico que MAD Lions lo tuviese por principal estrella del equipo. Sin embargo, muy a su pesar, durante la temporada regular también se hizo famoso por sobre-extenderse asiduamente y tirar por tierra toda la ventaja conseguida.
 
La segunda razón era el mal planteamiento de la jungla por parte de Subic “Bluerzor” Daniel. Con una función clara que desempeñar, pero consciente de que existían bastantes más necesidades a lo largo y ancho de la grieta del invocador, el húngaro parecía confuso y perdido en la mayoría de los casos. Las únicas ocasiones en las que conseguía poner a su equipo por delante era cuando entraba a la partida con un plan exacto de los movimientos a realizar durante los primeros minutos. Una vez este terminaba, sin embargo, volvía a convertirse en un abanico de dudas. 
 
Estos dos puntos en contra del equipo madrileño, sin embargo, parecen haber desaparecido desde el comienzo de esta fase de grupos. Tanto Samux como su compañero de aventuras en la línea inferior, Jesús “Falco” Pérez, están gozando de papeles mucho más protagonistas. Una buena parte de este cambio es resultado directo del cambio de rol de Bluerzor. Ahora, el jugador proveniente de la región francesa muestra mucha más presencia global a lo largo, tratando a ambas solo-líneas casi de la misma manera. 
 
 
Yoppa, por su parte, sigue negándose a jugar campeones que carezcan de potencial de echarse al equipo a las espaldas. El nuevo modo de entender el mapa de su jungla, sin embargo, le obliga a ser consecuente con el posicionamiento que toma durante la fase de líneas, lo cual no parece ser un problema. Aunque de manera mucho más segura, el serbio sigue demostrando ser mejor que sus rivales en prácticamente todas las partidas. 
 
Podría parecer una tontería, pero el hecho de que las selecciones de juego tardío de Samux no sean insignificantes, sino que actúen como parche contra los problemas inherentes del estilo de juego de los leones ayuda mucho a las posibilidades a la hora de ponerse por delante. Un ejemplo perfecto es la partida contra LDLC.El equipo francés centró todo sus recursos, como era completamente entendible, en frenar a Yoppa e impedirle dominar la partida. Sin embargo, tanta atención hacia la calle superior acabó provocando que Bluerzor se moviese hacia la calle inferior sin impedimento alguno, generando una ventaja inesperada en el lado contrario del mapa. 
 
El problema con el que sigue contando MAD Lions, no obstante, es la alta dependencia de los primeros 20 minutos de partida. Algunas veces, conseguir ventajas y administrarlas adecuadamente en tan poco tiempo puede llevar a batir algún que otro récord pero, de no ser así, Falco y compañía tienen que tener cuidado. Su entendimiento del macrojuego no está al nivel del de sus contrincantes por el momento y, por mucho que ese suela ser su rol, Prodromos “Pretty” Kevezitidis no podrá mantener la presión de la calle central a raya por siempre jamás si las cosas se tuercen demasiado. 
 
Splyce Vipers, por otro lado, son un equipo bastante más fácil de analizar. Como dijo Andrei “Orome” Popa al concluir las finales de la SLO, en las cuales se hicieron con la victoria en una ajustada serie al mejor de cinco, “somos un equipo al que nos gusta escalar y jugar para el juego tardío”. Ese, por ahora, parece ser el lema del equipo. Lema el cual, todo hay que decirlo, siguen religiosamente. 
 
Splyce Vipers ha jugado con Anders “Sharp” Lileengen en lugar de Sebastián “Tierwulf” Mateluna en dos de los tres partidos de la fase de grupos. Según Peter Dun, el motivo es que hay “una disposición estratégica en específico en la que han estado trabajando con Sharp”, la cual prefiere no desvelar. A ojos del espectador, sin embargo, esta nueva incorporación ha cambiado más bien poco la manera de jugar de las serpientes. 
 
 
Los pasos a seguir son muy sencillos: jugar con los “flexpicks” durante la primera rotación de la fase de selección y bloqueo de campeones para acabar formando una composición que cumpla dos requisitos principales. Número uno, que sea extremadamente poderosa en el juego tardío. Número dos, que sea extremadamente poderosa en las peleas grupales. Idóneamente, dicha composición tendrá al jungla, ya sea Sharp o Tierwulf, en un campeón que pueda proporcionar iniciación primaria, como Skarner o Jarvan. 
 
También, si es posible, las serpientes prefieren tener la presión al principio de la partida en al menos una de las líneas, para así no tener que plantear el juego temprano de manera extremadamente defensiva, a la vez que manteniendo campeones con un escalado tremebundo y una potencia insólita al cabo de 25 o 30 minutos. Una vez llegada la etapa de peleas grupales, es raro que algún equipo pueda plantarle cara a los de “coach Zen”, pues muestran un nivel de poderío en ellas que pocos participantes han podido igualar hasta el momento. 
 
El problema, sin embargo, está en llegar a ese momento de la partida. Justo al contrario que los leones, Splyce Vipers se ven a menudo enfrentados a equipos que, durante los primeros compases del juego, pueden ejercer presión sobre ellos y denegarles la lucha por los objetivos neutrales. No obstante, de tener claras sus condiciones de victoria, esto no debería ser motivo de dificultad en absoluto.
 
 
Es cuando las serpientes pelean por objetivos por los que no deberían pelear, de hecho, cuando llegan las represalias. Esto se pudo ver en el enfrentamiento contra SK Gaming Prime, en el cual SVP intenta disputarle el control del juego temprano a una composición que les sobrepasa claramente en cualquier escaramuza que propongan en los minutos iniciales de la partida. 
 
El enfrentamiento entre Splyce Vipers y MAD Lions no simboliza tan solo la pelea por la gloria europea, sino que es un choque de estilos de juego increíblemente bello de presenciar. Uno de ellos estima preferible que las partidas no alcancen siquiera los veinte minutos de duración. El otro es a partir de esa marca cuando empieza a carburar motores. Las dudas, por lo tanto, están en el aire. ¿Podrá Yoppa superar fácilmente a Orome aun siendo el rival más duro que se ha encontrado en toda la competición? ¿Será, por el contrario, Aleš "Freeze" Kněžínek quien barra al equipo contrario con su Vayne ya bien entrada la partida? 
 
Nadie lo sabe, pero está claro que, dependiendo de lo que pase ese día, la identidad del futuro campeón de EU Masters puede dar un vuelco de 180 grados. ¿O no es así, al fin y al cabo, como está estipulado que pase?
 
 
Imágenes propiedad de Lolesports, Liga de Videojuegos Profesional y MAD Lions.
Autor: Lucas "LuckyNeck" Chillerón.