LOS LEONES TIENEN MUCHAS PAPELETAS PARA HACERSE CON EL TÍTULO
1 DE Julio DE 2019 / 13:28

MAD Lions E.C., el resultado de un cambio de última hora

Desde que pasaron a formar parte de Overactive Media, el equipo de Araneae ha sabido utilizar sus armas de manera sorprendentemente correcta.
A apenas unos días de comenzar la temporada de verano de la Superliga Orange, un inesperado cambio se llevó por los aires cualquier predicción hecha hasta el momento. El cambio es algo con lo que los espectadores españoles están, para bien o para mal, increíblemente familiarizados pero, en este caso, les iba a tocar encontrárselo por sorpresa. 
 
Los rumores sobre una posible unión entre MAD Lions y Splyce Vipers habían surgido ya varias jornadas atrás. No fue, sin embargo, hasta el 29 de mayo que, ante la estupefacción de la mayoría de seguidores de la escena competitiva, ambos clubes decidieron hacer oficial el trato. Gracias a este, MAD Lions pasaba a ser parte de Overactive Media, la compañía canadiense (aunque ellos prefieren denominarse una ‘compañía global’) que, hasta el momento, tenía como única filial a la organización de Splyce. ¿Consecuencias? Sí, y muchas.
 
 Los leones eran ahora los nuevos hijos de las serpientes, por así decirlo. Los de Alvar “Araneae” Martín pasaban a ser la academia oficial de Splyce en las ligas regionales mientras que el equipo de las víboras desaparecía, dejando lugar a Team Queso como nuevo aspirante al trono del League of Legends español. A nivel económico y de oficinas probablemente hubo que hacer mucho trabajo pero lo que de verdad le importaba a todos los seguidores que habían observado atónitos cómo dos organizaciones rivales pasaban a formar parte de un mismo saco era qué pasaría con los jugadores. 
 
 
Tanto MAD Lions como Splyce Vipers habían anunciado ya sus plantillas para la temporada de verano, ilusos ellos (o no tanto) de lo que les habría de acontecer. ¿Iba una de ellas a pasar a disposición de Team Queso? ¿Se acabarían viendo, si no, la mitad de los profesionales de patitas en la calle? Ninguna de estas opciones convenció a los canadienses, adeptos, según el tópico, a hacer las cosas como se debe.
 
Si existía un contrato, el contrato se cumpliría a rajatabla. Así pues, la alternativa acabo siendo juntar ambas alineaciones bajo la bandera de MAD Lions y formar así una plantilla de once jugadores en total. Ante esta decisión, los seguidores volviendo a echarse las manos a la cabeza en señal, más que de indignación, de duda. 
 
No se podía negar que los once jugadores con los que ahora contaban los leones eran algunos de los mejor valorados de la escena. Tampoco se podía, no obstante, olvidar lo complicado que le había resultado a una organización como Movistar Riders gestionar un equipo de tales dimensiones hace algo más de un año. Los jinetes se habían encontrado con que su ambiciosa iniciativa generaba, a la hora de la verdad, cierta falta de sinergia entre los miembros del equipo. Esto acabó por hundir un barco que había disfrutado de un más que esperanzador comienzo. ¿Le pasaría lo mismo a MAD Lions? ¿Sabrían utilizar correctamente las ventajas de contar con once efectivos disponibles o acabarían, como ya había hecho Movistar, por hundirse en el fango?
 
 
Seis jornadas se han jugado ya de la temporada de verano de Superliga Orange. Actualmente, son dos los equipos que comparten el liderato en la clasificación. El primero, un Vodafone Giants que goza de una química entre compañeros difícil de encontrar en cualquier otra parte. El segundo, MAD Lions. Liderados por Araneae, el equipo más exitoso de la historia de España está sabiendo mantener su estatus durante esta temporada.
 
Por el momento, han sido capaces de sacarle múltiples beneficios a un “eleven-man roster” que, en principio, no estaba siquiera en sus planes. Talento individual, versatilidad y buen hacer en general son algunas de las características que MAD Lions ha traído a la grieta durante este comienzo de temporada. Si siguen por este camino, la pelea por el título puede sumar no cinco, sino diez aspirantes muy claros que no piensan ponerle las cosas fáciles a nadie. 
 

UNA VERSATILIDAD DE DOBLE ROSCA

 
El primer punto a favor de un equipo conformado por once miembros es fácil de señalar: la capacidad de sorprender y confundir al oponente con un simple cambio. MAD Lions no carece en absoluto de ella, pues la mayoría de sus líneas ofrecen opciones que, inicialmente, son abiertamente opuestas. En la calle superior, Pavle “Yoppa” Kostic ha abogado siempre por el protagonismo en partida y por la dominación de las fases tempranas del juego a través de su talento individual. Este estilo le ha dado tantas alegrías como disgustos pero, guste o no, lleva siendo su marca personal desde que el serbio comenzase su carrera profesional allá por el verano del 2016.
 
Por el contrario, Andrei “Orome” Popa compitió el año pasado en un equipo al que, como él mismo admitió en una entrevista tras proclamarse campeón de SLO en Sevilla, le gustaba “escalar y jugar para el juego tardío.” Es esta fase de la partida, por lo tanto, a la que el rumano le ha prestado históricamente más atención, con personajes como Vladimir o Aatrox figurando entre sus más jugados. En la jungla, teniendo en cuenta que Sebastián “Tierwulf” Mateluna se ha pegado, de nuevo, unas vacaciones involuntarias, los leones cuentan también con dos opciones que, en el papel, se complementan la una a la otra perfectamente. 
 
Anders “Sharp” Lillengen juega y se mueve por el mapa como ha aprendido que hay que hacerlo. Su estilo, que podría ser catalogado de estándar, deriva de lo mucho que ha mejorado, a marchas forzadas, desde que debutara en un partido profesional sustituyendo al propio Tierwulf hace ya algo más de un año. Por el contrario, Lucjan “Shlatan” Ahmad es la representación prototípica de un jungla que ha sabido dominar regiones menores como, en este caso, la polaca. Agresivo, confiado, proactivo pero también consecuente con sus acciones. Un jungla divertido, que presiona a sus rivales en cuanto puede, pero que no se mete, sorprendentemente, en demasiados líos por culpa de su estilo de juego. 
 
 
La aparente diferencia de nivel entre Prodromos “Pretty” Kevezitidis y Paweł “Czekolad” Szczepanik, o quizá lo diferentemente bien que se ajustan ambos al actual carácter del equipo, han provocado que el joven polaco no haya podido poner aún un pie en la grieta en partidos oficiales. En la calle inferior, la veteranía de Jesús “Falco” Pérez no parece superar, hasta el momento, a la capacidad de iniciación que aporta Olivier “Prime” Payet, el joven francés que se perdió Gamergy el año pasado para terminar los exámenes de su instituto. Mientras tanto, Aleš “Freeze” Kněžínek parece ser la piedra angular del equipo, habiendo dejado de lado a Samuel “Samux” Fernández.
 
Hay algo curioso, sin embargo, en toda esta amalgama de nombres y cambios de quinteto. Usualmente, la idea sería que, de querer jugar de manera dominante en la calle superior y coger la delantera desde ahí, Yoppa debería ser el elegido y, de querer manejar las oleadas de tal manera que permitieran teletransportarse a la calle inferior con el objetivo de ponerla por delante, Orome saltaría a la grieta. Igualmente, de pretender jugar un juego temprano agresivo, Shlatan sería el más apropiado mientras que Sharp debería ser titular cuando MAD Lions quisiese darle a la jungla un enfoque algo más tradicional. De querer jugar Draven, Freeze. De preferir a Ezreal, Samux. 
 
Hasta cierto punto, esto se ha llevado a cabo. No obstante, todos los miembros del equipo parecen estar dispuestos a dejar a un lado aquello que normalmente les define y jugar por y para nada más que la victoria. Yoppa ha estado jugando de manera singularmente cauta y se le ha visto incluso llegar a perder intercambios en línea. Una selección como Viktor no es del todo su estilo y no haber matado al enemigo cinco veces al minuto veinte tampoco, pero el prodigio balcánico se está adaptando, sorprendentemente, al proceder que su equipo le requiere. 
 
 
Shlatan se ha centrado en Olaf y Lee Sin, no saliéndose de su zona de confort. Sharp, sin embargo, aunque más agusto con Jarvan IV o Sejuani, no ha dudado en utilizar también al vikingo, con resultados satisfactorios, cuando el equipo lo ha acordado conveniente. MAD Lions está dándole una vuelta más al concepto de la versatilidad inherente a una plantilla de estas dimensiones. Por medio de convertir a sus jugadores en miembros de un equipo, más allá de preservar sus talentos naturales, ha conseguido que sus rivales ahora no tengan que estar atentos únicamente a qué jugadores eligen como titulares, sino también a qué van a hacer con dichos jugadores. 
 
Yoppa ya no significa obligatoriamente agresividad en la línea superior, al igual que Sharp no se reduce tan solo a una selección de corte pasivo que acabe relegándose a la utilidad que le proporcione su definitiva. No solo es la elección del quinteto titular la que apota versatilidad, sino también los integrantes de este ¿En qué se traduce, en resumen, todo esto? Simplemente, en el doble de problemas para sus contrincantes. 
 

UN ESTILO SÓLIDO PERO MOLDEABLE

Freeze es toda una estrella para lo que se acostumbra a ver en la liga española. De no haber sido por él, Origen BCN contaría con un trofeo más en sus oficinas. En un metajuego en el que el de tirador no es precisamente el rol protagonista, MAD Lions ha sabido reconocer el diamante, medio en bruto medio pulido, del que disponen en la calle inferior. 
 
Ibai no se cansa de hacer referencias al inmenso talento que posee el checo, quien está mostrando una cara muy diferente a la de la temporada pasada, en la que acabó colándose en la fase eliminatoria con tan solo ocho victorias a su nombre. Si tanto se está dejando ver Freeze es, sin duda alguna, porque su equipo así lo quiere y trabaja para ello. 
 
MAD Lions parece estar enamorado de las composiciones de “dive” diseñadas para colapsar en la calle inferior. Cuando los ADCs elegidos suelen ser selecciones como Xayah o Draven y se les acompaña con Olaf, Skarner, Jarvan IV, Vladimir o Sylas en top y jungla, todo apunta a una sola cosa: matar a los enemigos bajo su torre (o, en su defecto, matarlos sin importar el lugar en que se encuentren).
 
 
Pretty se está conformando, como ha hecho desde que pasó a formar parte de los leones, con un papel secundario. El equipo no juega a través de él, sino que es él quien tiene que habilitarse para rotar y ayudar al equipo.  Selecciones como Aatrox y Zoe te hacen, como máximo, una serie amenaza a lo largo y ancho de toda la grieta y, como mínimo, te permiten evitar que tu línea se descalabre.
 
Eso es justo lo que necesita MAD Lions para poner en marcha su plan de partida: poner por delante al checo, normalmente rotarle acto seguido a la línea superior (asegurando, si puede ser, ambos objetivos neutrales) y empezar desde entonces a controlar el Nashor, habilitando la mayoría de las veces una disposición uno-tres-uno que controlan a la perfección contra sus rivales de SLO. 
 
 
Lo más bonito de este estilo, sin embargo, es que, en el caso de MAD Lions, es completamente efímero. Actualmente juegan de esta manera pero, ¿qué puede esperarse de un equipo que, durante toda la temporada de primavera, se benefició tan solo de las ventajas que conseguía generar Yoppa en la línea superior? En cualquier momento, el serbio puede ser un buen instrumento para cambiar el carácter del equipo y dejar atónitos a sus rivales. Más allá de eso, si Czekolad llega a disfrutar de tiempo en partidos oficiales, ¿quién dice que los leones no vayan a poner en marcha el estilo centrado alrededor de mid que tan buenos resultados le dio a eMonkeyz a finales de la pasada temporada?
 
Pretty podría volver a demandar la atención con su Kassadin, Samux podría dejar, como ya ha hecho en el pasado, la calle inferior relegada a un segundo plano en favor de sus compañeros… Quién sabe por donde saldrá MAD Lions cuando necesiten salir por algún lado. Actualmente les está yendo considerablemente bien pero, en cuanto sufran otro tropezón, preparaos para ver a unos leones completamente irreconocibles en la grieta y no por ello peores. 
 

MIRANDO A GAMERGY Y AL FUTURO

Más de una semana ha pasado ya desde Gamergy. Desde el festival madrileño en el que, año tras año, se junta la comunidad española de esports para compartir experiencias, anécdotas y recuerdos. Desde el pabellón, repleto de escenarios a cada cual más imponente, que representa el crecimiento año tras año de la industria en tierras peninsulares. Desde la primera derrota de MAD Lions. 
 
El pasado fin de semana, el todopoderoso MAD Lions se enfrentó con Vodafone Giants, por primera vez este año, en todo un señor escenario. La que había sido una de las rivalidades más representativas de la liga en el 2018 estaba muy cambiada y, para no ser menos, el resultado también acabó cambiando. Rara era la vez que el anterior quinteto de MAD Lions caía ante los gigantes. En esta ocasión, sin embargo, los cinco representantes que los leones escogieron para enfrentarse a Antonio “Th3Antonio” Espinosa y compañía no pudieron dar la talla. 
 
Tres líneas perdedoras, un jungla que no supo ganar el tempo en el juego temprano y dos asesinatos cara a cara en la fase de líneas acabaron por enterrar las esperanzas de Freeze y compañía de seguir invictos. Los gigantes se habían preparado a fondo, se habían sabido aprovechar del reciente cambio de metajuego y habían pillado desprevenido a los leones, algunos de los cuales se enfrentaba al primer torneo en vivo de su carrera. La racha de victorias se había acabado, pero eso no quiere decir, ni mucho menos, que MAD Lions vaya a caer en picado de aquí en adelante. 
 
 
Team Queso no debería ser oponente para los de Araneae una vez llegado el juego tardío y G2 Heretics sigue buscando una consistencia que se les perdió a mitades de la temporada pasada. Si juegan como saben y le sacan el jugo que deberían de haberle sacado al nuevo parche en Gamergy, MAD Lions tiene todas las de culminar la semana con un sencillo dos a cero y el consiguiente subidón de autoestima. 
 
No son invencibles, desde luego, pero lo que sí han demostrado ser es serios candidatos al título. Son una plantilla numerosa como ninguna pero, extrañamente, serlo parece no haberle traído más que noticias positivas. Las diferencias con el MAD Lions del año pasado son más que patentes. De hecho, son completamente obvias. Sin embargo, de seguir la senda por la que han transcurrido hasta ahora, quien sabe, podrían llegar a dejar el mismo legado que sus predecesores y, quizás, tener también el mismo futuro. Mucho cuidado, porque la liga puede llegar, si nadie se espabila, a tener nombre de león. 

 

Foto de cabecera propiedad de MAD Lions.

Autor: Lucas "LuckyNeck" Chillerón.