Historias de los esports
9 DE Abril DE 2019 / 20:06

¿Os acordáis de...? Taipei Assassins

Sección semanal en donde recordamos a equipos y jugadores históricos de nuestra industria
Las primeras temporadas competitivas de League of Legends han marcado un antes y un después para los deportes electrónicos. Algunos clubs hicieron historia para luego desaparecer, pero su leyenda sigue presente en el recuerdo de muchos ¿Os acordáis de Taipei Assassins?


Dominando la región


Taiwán, Hong Kong y Macao son tres regiones que forman parte de la República Popular China. Las tres reciben, por circunstancias históricas, diferente trato administrativo que el resto del país. Esta situación les otorga ciertas particularidades y provocó su separación del resto del gigante asiático a la hora de delimitar los clasificatorios a los mundiales de League of Legends y las posteriores LCS.

Durante la segunda temporada TPA terminó por ser el dominador absoluto del sureste asiático. El control fue incluso mayor cuando apenas un mes después de su formación incorporaron al equipo BeBe y Toyz, los dos jugadores más recordados del quinteto. Tirador y carrilero central venían a completar la plantilla formada por Stanley, Lilballz y MiSTakE.

Las victorias se sucedían. La clasificación a la IGN ProLeague fue un mero trámite y el guion se repitió cuando se trataba de conseguir la plaza en las finales mundiales de la segunda temporada. Aun así, no se ganaban el respeto de la comunidad, que asumían que se trataba de un equipo mediocre que destacaba en una región de pésimo nivel.


Rey muerto, rey puesto


Los  jugadores no iban a desaprovechar la ocasión de representar a Taiwán en una competición internacional. Habían obtenido la plaza sin sudar y como campeones del clasificatorio estaban directamente en los cuartos de final. Por mucho que no fueran tenidos en cuenta, no habían ido a Los Angeles de vacaciones.

El debut mundialista de TPA fue el día seis de octubre de 2012 frente a NaJin Sword. En la escuadra coreana esperaban jugadores de la talla de SSONG o PraY, este último aún en activo. Los conjuntos coreanos comenzaban a destacar, pero no eran la región que hoy en día conocemos. Asia buscaba dominar el juego, pero todos pensaban que sería Azubu Frost quien se pusiera la corona. Quizás por esto no fue tan sorprendente la eliminación de NaJin, o quizás todo había sido cuestión de suerte, pero por mucho que fuera en la segunda temporada, hacer que un equipo coreano se rinda dos veces no está al alcance de todos.

Las semifinales era la ronda en la que los taiwaneses debían de caer. Todo apuntaba a la victoria de Moscow Five, que consiguió ganar el primer mapa de forma contundente. Taipei Assassins no iba a ceder y con una jugada a nivel uno comenzaron a poner la serie de cara. Algo que consiguieron de forma sencilla debido a la ventaja que tenía la Vayne de BeBe. En el enfrentamiento decisivo simplemente fueron superiores. Acabaron con quienes eran los reyes del League of Legends y se ganaron, por asalto, una reputación que perdura hasta hoy día.


Ganar para ser eternos


Decía Di Stéfano que las finales no se juegan, se ganan. TPA no solo competía por alzarse campeon del mundo, podía forjar una leyenda siendo los primeros campeones de la historia del League of Legends moderno. El camino no hacía más que complicarse. Si tras NaJin vino Moscow Five, tras ellos esperaba en la final Azubu Frost, el gran favorito tras la caída de los moscovitas.

Shy, CloudTemplar, RapidStar, Woong y MadLife formaban un quinteto de ensueño que parecía destinado a aupar el trofeo al cielo de Los Angeles. La final comenzó con dominio del cuadro taiwanés, a los que todo le estaba saliendo bien hasta que cometieron un error que terminó por pasar demasiada factura. Con cuatro mil de oro de ventaja, buscaron un enfrentamiento en la zona del dragón en la que, debido a la composición destinada a las peleas de equipo de Azubu, los coreanos pasaron por encima de TPA. Definitiva en tres objetivos de Amumu, seguida del Crescendo de Sona y la andanada certera de Ezreal. A este daño masivo se unía Karthus, con el área de efecto de su E. Gracias a la ventaja, parecía que los chicos de BeBe podían sobrevivir, pero tras acabar con la vida de Karthus llegó el mayor de sus problemas. Un Réquiem imparable que firma un asesinato cuádruple que, de hecho, se quedó a menos de doscientos de vida de completar la pentakill. Los coreanos comenzaron a hacer efecto bola de nieve en la partida y finalmente la ganaron tras más de cuarenta minutos de juego.

A partir del segundo mapa la historia sería diferente. Los taiwaneses no cedieron ventajas y apenas cometieron errores, ganando la segunda partida en el juego tardío y pasando por encima del rival en la tercera, que acabó rindiéndose. La serie estaba ya desequilibrada del lado de los chicos de Toyz, que salieron a por el punto de partido en el mapa definitivo. Aprovecharon la ventaja cosechada en los primeros minutos y cerraron la partida ante un impotente equipo de Azubu. Taipei Assassins venía con el papel de cenicienta, la fiesta estaba preparada para los coreanos, que escuchaban el legendario Silver Scrapes mientras todos a una, los integrantes de Taipei Assasins levantaban el trofeo.  


Eternos… en sentido figurado


La historia de TPA continuó durante un tiempo. Fueron quienes confirmaron la maldición del campeón que estaría vigente durante años. Solo SKT fue capaz de volver a un mundial tras ganar la edición anterior, pero entre 2011 y 2015 ninguno pudo repetir presencia en las finales. Un equipo al que la historia le pesaba demasiado y encerrado en una región que iba perdiendo la capacidad de sorprender.

Los chicos de Taipei quedaron relegados a un lugar secundario en su propia escena. Flash Wolves y AHQ acabarían por dominar la LMS. TPA volvió a la máxima competición en 2014, solo para caer derrotados en cinco de sus seis enfrentamientos. Tras varios años, la relevancia del club era cada vez menor y poco quedaba además del recuerdo.

En el año 2016 TPA fue comprado por un famoso cantante taiwanés, Jay Chou y el equipo fue rebautizado bajo el nombre de  J Team. Hasta la fecha no ha conseguido grandes éxitos, ni dentro ni fuera de su región.
 

Semanas anteriores: