sk telecom t1 contra Samsung galaxy
3 DE Noviembre DE 2017 / 19:30

Previa de la final del World Championship

Mañana viviremos el partido que decidirá al campeón del mundo del League of Legends, en esta ocasión tenemos una reedición de la final de la temporada pasada, SK Telecom T1 contra Samsung Galaxy.
 
Los actuales campeones del mundo tendrán que defender su corona, un año más, contra sus compatriotas. Seguramente esta sea la peor versión de SKT T1 en mucho tiempo, el equipo cayó derrotado en la final de la LCK de verano con contundencia y en su camino hasta la final ha dejado bastantes dudas.
 
Samsung por su parte ha ido de menos a más, no solo en el campeonato sino en la temporada en general. Son la máxima expresión de la palabra 'equipo' y ya han demostrado una gran capacidad de adaptación que les hace capaz de hacer frente a cualquier equipo por mucho talento que tengan.
 
Enfrentamientos previos
 
Cuando pensamos en partidos entre SKT T1 y Samsung a todos nos viene a la mente la apretada final del año pasado, sin embargo hay un precedente mucho más reciente. SKT T1 derrotó con contundencia por tres a cero a Samsung durante los playoffs de la LCK de verano.

 
Sin embargo ese partido sirvió de punto de inflexión para Samsung que lució una mejor cara en el torneo de promoción y ha seguido mejorando durante el World Championship. Además el metagame ha cambiado drásticamente desde aquel partido, así que si tuviera que adivinar diría que nos espera un partido más apretado que su último enfrentamiento.
 
Los inicios de partida un quebrado de cabeza
 
Ninguno de los dos equipos destacan por inicios de partida fulgurantes a pesar que sus drafts nos indiquen que prefieren usar campeones fuertes en línea. Sus puntos fuertes son la coordinación, el juego en equipo, las peleas grupales y las buenas decisiciones de partida, fortalezas que en cierta manera comparten.
 
Samsung ha sabido controlar la agresión de sus rivales, sin contar los partidos de grupos contra Royal, de manera inteligente. Los coreanos han sabido intercambiar objetivos y sacar ventajas gracias a sus rotaciones, llevando así las partidas al punto que les interesa. En las semifinales contra Team WE, por ejemplo, cedieron muy pocas muertes y hubo inicios de partida donde no vimos ningún tipo de pelea hasta pasados 20 minutos.

 
SKT T1 ha tenido verdaderos problemas contra la presión en los inicios, especialmente en su línea inferior. Este claramente no está siendo el campeonato de Bang y sus debilidades se vieron especialmente expuestas en el partido contra Misfits, donde la agresividad de los europeos con campeones tipo Leona o Blitzcrank hizo que se derrumbara la supuesta solidez coreana. Quizás Ruler y CoreJJ no sean la pareja más ofensiva pero Ambition ha sido capaz ayudar a crear presión en esta línea.
 
A pesar de que Faker y compañía han demostrado que son especialistas en jugar con desventaja en el marcador, en el otro lado tenemos a Samsung, quien probablemente haya sido el mejor equipo hasta el momento en manejar ventajas. Así que este pequeño choque de estilos puede ser muy interesante de ver.
 
Campeones a tener en cuenta
 
Este metagame está muy centrado en campeones de apoyo defensivos que puedan proteger a sus tiradores en las peleas grupales, sin embargo este no ha sido el estilo principal de ambos equipos. Janna y Lulu han sido la prioridad de muchos equipos y seguramente tengan su importancia en este encuentro, sin embargo en la final seguramente no vayan a ser la clave y tendremos en cuenta a otros campeones.
 
Con dos equipos que no centran sus esfuerzos en presionar a sus rivales en los inicios de partida y donde el control del mapa es tan importante, campeones que permitan rotar con rapidez pueden ser claves. Shen, Taliyah o Galio, serán una prioridad como vimos en encuentros pasados con el Galio de Faker o la Taliyah de Crown.
 
Otro campeón que puede ser fundamental en este encuentro es Gnar. Hasta el momento ha sido el campeón con el que mejor ha rendido Huni, mientras que CuVee tiene una variedad de campeones más amplia, también es especialista en campeones como Gnar que pueden tener un gran impacto en las peleas grupales.
 
Un arma secreta en la jungla
 
Ambos equipos optaron por llevar a China un sexto hombre y ambos casos se trata de un jungla de características similares, Haru y Peanut.
 
Samsung ha sido incapaz de integrar a Haru de manera efectiva durante este campeonato, a pesar de que el joven jugador coreano parecía tomaría el relevo de Ambition a principios de año, nada más lejos de la realidad. Cada vez que ha entrado Haru el equipo lo ha notado, hasta tal punto que estuvieron a punto de perder contra Fenerbaçe sin Ambition en La Grieta. Así que muy probablemente no lo veamos en la final.

 
Peanut fue el fichaje estrella de SKT T1 para esta temporada y de momento no ha cumplido las expectativas. En este caso se trata de un jugador con mucho más experiencia que Haru tras su paso por ROX Tigers, aún así Blank le ha arrebatado la titularidad y el metagame actual tampoco ayuda a su juego. 
 
Peanut entró en la serie frente a Royal en los dos mapas que le dieron la vuelta al encuentro, pero seguramente su entrenador opte por Blank de inicio.
 
El factor Faker
 
Si hay algo que beneficia a SKT T1 es tener al mejor jugador del mundo de su lado, obvio. Quizás no estemos ante el año más brillante en la carrera de Faker pero su influencia no ha disminuido.
 
Faker se ha crecido en los momentos importantes y cuando sus compañeros no rendían él iba a más. Tanto en cuartos como en semis tiró del carro y su actuación con Galio, donde parecía omnipresente, queda ya para el recuerdo de los mundiales.