Parche 9.3
6 DE Febrero DE 2019 / 20:19

Riot Games devuelve los críticos al meta de League of Legends

Esta actualización supone el fin del dominio de Lucian en el carril inferior.
Esta madrugada se puso en marcha el parche 9.3 en League of Legends. Hace tiempo que corría el rumor de la vuelta de muchos tiradores a la Grieta del Invocador, pero parecía eso, un simple rumor. Sin embargo, la ilusión de aquellas personas que juegan el rol de ADC parece que se ha hecho realidad.
 
La actualización 9.3 del MOBA de Riot Games ha traído consigo multitud de cambios a los objetos de impacto crítico. La llegada de la Navaja de Asalto en la pasada temporada y el duro golpe que sufrieron estos objetos supuso, prácticamente, el fin de la era de los tiradores. Todo esto llegó a provocar que algunos jugadores profesionales, como Martin ‘Rekkles’ Larsson, dejasen de competir al no conseguir adaptarse a ese nuevo metagame.
 
Algún campeón, como es el caso de Xayah, todavía seguía siendo viable y muchos jugadores seguían utilizándola. Pero una actualización dentro de las estadísticas del Segador de esencia, un objeto del que la campeona dependía para potenciar su ataque, la hicieron desaparecer del mapa.
 
Durante el World Championship 2018, algunos campeones como Kai’Sa o Ezreal consiguieron hacerse un hueco dentro de la rotación de la calle inferior. Esto se debía, en gran medida, a que Ezreal no depende del crítico y Kai’Sa podía utilizar objetos que proporcionan poder de habilidad.
 
Quien se aprovechó de todos estos cambios fue Lucian. El campeón con el título de El Destello Purificador, no depende de los críticos para alcanzar todo su potencial, por lo que se convirtió en el dueño del carril inferior. La estrategia para utilizar a este tirador es comenzar agresivo y empezar por delante del rival. Si se llega a dar esta condición, Lucian puede enfrentarse a cualquier campeón sin problema alguno.
 

¿Qué significa el cambio de los objetos de impacto crítico?

La novena temporada de League of Legends empezó con algunos cambios de calibre menor. Sin embargo, esta actualización supone adaptarse a un nuevo metagame que puede trastocar por completo la Grieta del Invocador. Hasta ahora, el meta consistía en intentar acabar la partida antes del minuto 35, por lo que los tiradores no conseguían fabricar los objetos que les permitieran llegar a su pico de poder a tiempo.
 
El Filo infinito, uno de los principales objetos para los tiradores que dependan del impacto crítico, ha recibido severos cambios. Este objeto ha vuelto, prácticamente en su totalidad, a lo que era hace un año. Así, tendrá su pasiva de toda la vida, una probabilidad de infligir impacto crítico del 25% y aumenta el daño del impacto crítico en otro 25%.
 
Los otros dos objetos con cambios significativos son el Bailarín espectral y el Segador de esencia. El primero recibe una pasiva nueva que otorga un escudo que absorbe daño según el nivel, por lo que ya no será necesario construir objetos como las Fauces de Malmortius. En cuanto al segundo, ya no otorga maná, sino que ofrece un 25% de crítico y reducción de enfriamiento. Quizás este gran cambio suponga la vuelta de Ashe y Xayah al competitivo.
 
 
Otros objetos, como la Navaja de asalto, el Huracán de Runaan, el Cañón de fuego rápido, el Puñal de Statikk reciben cambios menores, entre los que destaca un menor coste para comprarlo, por lo que los tiradores podrán fabricar sus objetos y alcanzar su pico de poder mucho antes.
 
Para compensar la desaparición de las antiguas estadísticas del Segador de esencia, Riot Games ha incluido un nuevo objeto, la Lanza de Shojin. Este ítem ya se había visto en la categoría de Bombardeo al Nexo. Ahora Riven o Renekton, campeones que se aprovechaban de la pasiva del segador, tendrán un nuevo objeto que les permitirá seguir adelante y no desaparecer.
 

Un duro golpe a varios campeones

Muchos campeones también han recibido cambios en sus estadísticas y habilidades. Eso sí, no ha sido para potenciarlos, sino todo lo contrario. Siete de los campeones modificados han sido nerfeados, en parte, debido a su potencial de ganar partidas ellos solos.
 
El principal nerfeo ha sido el que ha recibido Akali. La Asesina Sigilosa basaba su kit de habilidades en el Velo del Crepúsculo, que le permitía atacar bajo las torretas enemigas y esconderse para no recibir daño de las mismas y en el Pleno de Cinco Puntas, que curaba cuando la campeona tenía 180 de energía o más, cosa que a partir de ahora no hará.
 
Ahora, el Velo del Crepúsculo ya no oculta a Akali de las torretas, por lo que recibirá daño aunque se esconda en el humo. Esto implica que la asesina no pueda atacar con tanta facilidad al resto de personajes que se encuentren bajo la torre. 
 
 
Otros campeones que reciben duros cambios son Aatrox y Camille. Ninguno de ellos será visto por la jungla, al menos durante una temporada. La Espada de los Oscuros se despide de la curación que obtenía al dañar a monstruos con el Deslizamiento Sombrío. Camille, por su parte, no podrá aturdir a los monstruos de la jungla con su Tiro de Gancho.
 
Otros cambios menores, pero que bajarán un poco su ratio de elección, son Lissandra, Zyra, Cassiopeia, Sion, y en menor medida, Irelia. La campeona ha recibido varios cambios dentro de su vida, armadura, pasiva y alguna habilidad. Estos cambios implican que Irelia sea, a partir de ahora, más sencilla de jugar en el carril superior que en la calle central.
 
Lo que más ha sorprendido a la comunidad de League of Legends es que no hayan decidido tocar a Urgot. La Pesadilla Mecánica se ha convertido en el campeón que domina la calle superior debido a su gran poder. Aatrox era de los pocos campeones que conseguía mantenerle a raya, pero con el nerfeo que ha recibido, le va a costar más. Quizás esto implique que Urgot sea un baneo seguro durante los partidos oficiales.
 
*Imágenes propiedad de League of Legends.