saltó la sorpresa con el tres a cero
4 DE Noviembre DE 2017 / 11:41

Samsung destrona a SKT T1 por la vía rápida

Esta mañana todas las miradas del mundo de los deportes electrónicos estaban puestas en el Estadio Nacional de Pekín, también conocido como El Nido del Pájaro, en China. SK Telecom T1 y Samsung Galaxy se reencontraban en una final mundial que prometía mucho.

 
El evento comenzó de manera espectacular, un estadio lleno a reventar y una impresionante ceremonia de apertura con dragón que nos dejaba boquiabiertos a todos.
 
La serie se preveía igualada aunque los actuales campeones partían con cierto favoritismo por el mismo hecho de ser campeones. Aún así Faker y compañía ya habían dejado muchas dudas en su camino hasta la final, unas dudas que se terminarían confirmando. Por su parte Samsung venían de dulce después de mostrar su mejor versión en la fase eliminatoria.
 
El encuentro comenzó con un solo equipo sobre La Grieta del Invocador, Samsung. El primer mapa parecía un calentamiento para los chicos de Edgar que rozaron una "partida perfecta". SKT T1 no opuso casi resistencia frente a sus rivales y no propusieron nada en el juego, el resultado, solo se llevaron una torreta en casi 40 minutos de juego.

 
Una vez superado el susto inicial parecía que SKT T1 se entonaba de la mano de Faker. El Ryze del mejor jugador del mundo daba el control inicial a los actuales campeones que parecía que recuperaban su forma, pero nada más lejos de la realidad. Bang continuó con su desastroso campeonato con fallos de posicionamiento grotescos, Samsung aprovechó esta debilidad y en dos jugadas le dieron la vuelta a la partida.

 
Samsung volvió a demostrar que son un autentico rodillo con el marcador a favor, su control de objetivos y su utilización del Barón Nashor son impecables. Ni si quiera SKT T1 encontró la formula para parar el aluvión de Samung que ponía a los campeones contra las cuerdas.
 
En el último y definitivo mapa, kkOma intentó cambiar el destino de la serie dando entrada a Blank y optando por una composición que dejaba bastantes dudas. La primera parte salió bien, pues Blank dio una ventaja inicial a su equipo con varias jugadas en la parte superior del mapa. Huni aplastaba a CuVee en línea mientras sus compañeros empezaban a tomar control del mapa, la esperanza de una posible remontada seguía viva.
 
Sin embargo, la composición de SKT T1 con campeones como Leona o Karma no escalaba tan bien y el factor Bang volvió a ser determinante. El tirador coreano puso la guinda a su nefasto torneo con una jugada crucial donde no solo salvó a Ruler sino que también terminó suicidándose teniendo aún destello, todo acabó con Samsung igualando el marcador y llevándose el Barón Nashor. 
 
A partir de esa jugada los campeones se derrumbaron y hasta Faker parecía desquiciado. Samsung se limitó a jugar con paciencia para terminar aprovechando su oportunidad para destronar a SKT T1.

 
Así que un abrir y cerrar de ojos nos quedamos sin final, pocos hubieran adivinado un tres a cero a favor de Samsung, pero a la postre fue un resultado merecido al trabajo en equipo. El MVP recayó en la manos de Ruler quien jugó una final casi impecable, el tirador supo hacer su trabajo y resultó casi imposible cazarlo.

 
Samsung no partían como favoritos y quizás no cuenten con la plantilla con más talento del mundo, aún así han trabajado duro yendo de menos a más en el campeonato par terminar coronándose campeones del mundo.