sevilla vibró con el mejor LoL nacional
31 DE Marzo DE 2019 / 22:36

Splyce Vipers se llevan el título de la SLO en una final épica

La final de Sevilla fue una autentica batalla que se decidió en el quinto mapa y que contó con un seguimiento de récord.
Sevilla se convirtió hoy en el escenario de la final de la principal liga nacional de League of Legends, la Superliga Orange. El Cartuja Center estaba lleno a reventar y contó con un ambiente espectacular para vivir el partido entre Splyce Vipers y Origen BCN.
 
Las víboras llegaban al encuentro como favoritos tras su impresionante mejoría en las últimas semanas. Entraron en los playoffs por los pelos pero en semifinales arrasaron a MAD Lions E.C., los actuales campeones de la competición. En el otro lado estaban los siempre sólidos Origen BCN, un equipo que había demostrado su fortaleza mental en una serie muy dura frente a Penguins.
 
En el primer mapa Splyce Vipers optó por una composición para escalar con campeones como Kassadin o Vayne, un plan arriesgado pero que funcionó a las mil maravillas gracias a un Tierwulf que dominó el inicio de partida. Lo que parecía que iba a ser una victoria por la vía rápida para las víboras se terminó complicando, una vez más los chicos de AoD mostraron que son un hueso duro de roer y lucharon hasta final, incluso parecía que podían darle la vuelta a la partida. Al final el daño de Kassadin y Vayne fue un obstáculo insalvable.

 
Origen BCN no se arrugó con el marcador en contra y salió en la segunda partida a por todas. Roison ya había dejado destellos de su nivel durante el primer mapa pero en el segundo rayó a un nivel espectacular. El polaco se alió con Zanzarah para dominar la partida desde el inicio. Las víboras habían optado por una composición que tenía un gran combo para pelear en equipo, sin embargo cayeron por debajo en oro desde el inicio y casi no tuvieron opciones de ponerla en juego. Origen BCN fue más metódico a la hora de cerrar el mapa y empatar así la serie.

 
El tercer mapa fue una autentica batalla campal y vivimos unos primeros minutos bastantes caóticos. Un dragón o un heraldo, poco importaba, los dos equipos buscaban cualquier excusa para pelear, una situación que beneficiaba a Splyce Vipers con Zac, Jarvan IV y Orianna. Origen BCN no tuvo paciencia y no jugó alrededor de su composición que escalaba mejor. Tras un segundo mapa discreto, Tierwulf volvió protagonizar una de las jugadas de la final al arrastrar a cuatro rivales con su definitiva, una pelea que selló la victoria para su equipo.

 
La academia de Origen salió en el penúltimo mapa con más calma, apostaron por una composición que pudiera dominar las líneas y estuvieron por encima desde el inicio de partida. En esta ocasión no les hizo falta forzar tantas batallas y basaron su dominio en control de mapas y objetivos. Origen BCN parecía que se atascaba en el Barón Nashor y les faltó algo de decisión, sin embargo las víboras no pudieron conseguir el tiempo que necesitaban para escalar y terminaron cediendo el empate.

 
Las víboras pusieron una marcha más en el mapa definitivo y cambiaron su plan de ataque por uno más ofensivo con campeones como Lucian, Lissandra o Pyke que saltaban a La Grieta del Invocador. Splyce Vipers tuvo un inicio soñado de la mano de Prime. El francés no paró de moverse por el mapa y le hizo la vida imposible a Roison, mientras tanto en la línea inferior Freeze se las arreglaba para ganar la línea contra dos. A partir de ahí hicieron el "efecto bola de nieve" casi a la perfección ahogando a sus rivales poco a poco. Parecía que Origen BCN estaban cansados y sin repuestas, nada más lejos de la realidad, tiraron de épica en una batalla para defender la base pero se quedaron a las puertas de tirar el nexo enemigo y lograr el milagro, sin embargo no fue suficiente y cuando sus enemigos revivieron terminaron ganando la partida.

 
Al final Splyce Vipers se proclamaban campeones de la Superliga Orange al imponerse por tres a dos a Origen BCN. Las víboras se llevan el título en su temporada de debut y además se ganaron una plaza para el European Masters.

 
La final volvió a ser un éxito de audiencia, a falta de cifras oficiales, el Splyce Vipers contra Origen BCN batió el récord de espectadores de una competición nacional con más de 55.000 personas viendo el partido.

*Imagen de la Liga de Videojuegos Profesional