jugadores, entrenadores y directivos implicados
24 DE Abril DE 2019 / 16:11

Un equipo de la LMS es expulsado acusado de amaño de partidos

El último clasificado de la pasada LMS, Dragon Gate Team, ha sido expulsado tras una investigación.
La LMS es la principal liga de los países de Taiwan, Hong Kong y Macao, y cuentan con el estatus de región principal por lo que tienen plazas directas para los eventos internacionales de Riot Games.
 
Esta competición ha protagonizado uno de los escándalos de la temporada al expulsar a un equipo por supuesto amaño de partidos. El equipo en cuestión es Dragon Gate Team que quedó último en la pasada LMS de primavera.
 
Garena, la organización encargada de llevar la LMS, recibió informaciones sobre actividades sospechosas por de varios miembros de Dragon Gate Team. Los principales señalados son el dueño, varios entrenadores y un jugador, quienes habrían apostado en varios partidos para después influir en los encuentros.
 
La compañía investigó lo ocurrido mediante las comunicaciones del equipo, los registros de chat y las repeticiones de los partidos en cuestión, además de entrevistar a los implicados.
 
Tras concluir la investigación, se decidió expulsar a Dragon Gate Team de la LMS, prohibir al dueño dirigir a cualquier equipo a nivel mundial, los entrenadores no podrán formar parte de ningún equipo durante un año y el jugador implicado ha recibido una sanción de 18 años sin poder participar en ningún torneo profesional.