"TODAVÍA, SI UN JUGADOR QUIERE LLEGAR A ALGO, TIENE QUE SALIR DE ESPAÑA"
4 DE Julio DE 2019 / 04:15

En profundidad con Kryp, el legendario nómada de la escena española

Iván, que ha competido internacionalmente en diferentes juegos a lo largo de los años, conversa sobre su carrera y situación actual.

Iván "KRYP" Cuesta es, con todas las de la ley, un verdadero titán de los deportes electrónicos en España. Sus andaduras por la escena comenzaron con el juego de tiros por excelencia, Counter-Strike: Global Offensive. Más allá de hacerse un nombre a nivel nacional, el por entonces joven KRYP no tardó en expandir sus fronteras.

 
A finales de mayo del 2015, ya se le podía ver enfrentándose a algunos de los mejores del mundo en FACEIT May Cup. En la edición de Agosto, para la que también se clasificó, acabó viéndose las caras contra el VeryGames de Richard "shox" Papillon y compañía en el que fue uno de los partidos más memorables de su carrera. 
 
De cara a 2016, KRYP decidió dar el salto a Rainbow Six: Siege. Para su sorpresa, acabaría por convertirse en el primer campeón del mundo junto con PENTA, que abelgarba entonces a superestrellas tales como Niclas "Pengu" Moritzen. Más tarde, volvió a cambiar de título, esta vez a Overwatch, donde se ganó, cómo no, una excelente reputación dentro de la comunidad española.
 
La falta de información e interés por parte de Blizzard, sin embargo, acabarón por hacerle volver a cambiar de aires. Fue entonces cuando descubrió el género Battle Royale. Probó suerte en PUBG y no le fue mal en absoluto, llegando a luchar contra algunos de las organizaciones de más renombre de la historia en la OGN Super League europea. 
 
Ahora, centra sus esfuerzos en su nuevo amor, Apex Legends. KRYP ha llegado, una vez más, a lo más alto en el último grito entre los Battle Royale, pues está compitiendo para G2 Esports en la FACEIT Pro Series, la única competición de Apex Legends realmente profesional que haya existido hasta el momento. En 3DJuegos Esports hemos tenido la oportunidad de hablar con él y que nos cuente detalles sobre su situación actual, su opinión sobre la escena competitiva en Apex Legends, sus ambiciones para el futuro y su carrera en general. Sin más dilación, por lo tanto, vayamos con la entrevista. 
 

 
Para aquellos lectores que no te conozcan o no sepan a qué te dedicas, ¿podrías presentarte brevemente? 
 
 
Soy KRYP, en la vida real me llamo Iván, y soy un jugador profesional de "shooters." También hago directos en Twitch. He pasado por diferentes juegos como CS:GO, Overwatch, Rainbow Six: Siege y PUBG. Ahora estoy en Apex compitiendo, así que a ver que tal sale todo. 
 
 
¿Cómo fue tu comienzo en los deportes electrónicos? Debería ser todo bastante diferente, porque empezaste hace ya unos cuantos años. 
 
 
Ahora mismo tengo 26 años. Yo empecé en el Counter, desde chiquitito en los cibers lo jugaba y me gustó. Ya cuando tuve un PC propio en mi casa empecé a cogerle el gustillo y creo que a los quince o dieciséis años ya estaba escalando en España, por así decirlo. 
 
Al final del todo, antes de dejarlo, ya estaba llegando a semifinales y finales de lo que era en su momento la EPS, la ESL Pro Series española. Jugué con jugadores como Mixwell, drifking, PyRoX, SOKER, ALEX, kanarito... La verdad que fue un buen comienzo en el competitivo, ahí fue cuando le cogí el gustillo y ya me enganché. 
 
 
Más tarde, decides dar el salto a Overwatch ¿Qué es lo que te lleva a hacerlo? Es un juego completamente diferente a un "shooter" normal y corriente, pues tiene bastantes características de MOBA entremezcladas. 
 
 
Cuando dejé CS:GO me fui a Rainbow y, después, me metí a Overwatch. Llevaba muchos años jugando a Counter y no me lo acababa de tomar tan en serio como deporte electrónico, quizás porque era más joven. Me hubiera gustado mucho aprovechar más mi tiempo en el competitivo, pero bueno. En Rainbow fue cuando me lo empecé a tomar más enserio porque fue cuando llegué a lo más alto. 
 
Jugué para gBots, luego para PENTA, con quienes gané la Pro League, es decir, que fui campeón del mundo. Vi que el juego no acababa de arrancar, no sabía el futuro que tenía y mi intención era vivir de los esports. El Overwatch acababa de salir, con una compañía como es Blizzard, con mucho futuro, y decidí meterme. 
 
Estuve con varios clubs como Giants y Wizards. Competí a buen nivel pero Blizzard no acababa de dar información sobre World Cup, estuvimos dos años bastante quietos y no me acababa de convencer tampoco. Estuve saltando de juego en juego hasta que encontrase uno que yo pensase que tenía futuro. 
 
 
¿Qué fue lo que te atrajo, específicamente, de la fórmula de los Battle Royale? 
 
 
Salió PUBG, vi que había gente compitiendo y dije: bueno, voy a darle una oportunidad. Ahí fue cuando empecé a competir en PUBG con un equipo español. Llegamos al mayor nivel internacional, compitiendo en las mejores ligas y entramos en Penguins. Me gustaba mucho, viniendo de juegos como Counter, Overwatch y Rainbow que, aunque tienen muchas posibilidades, acaban siendo muy lineales, que cada partida fuese un mundo. 
 
En PUBG, cada partida era un mundo. El mínimo error o detalle te hacía perder la partida entera, aunque luego tenías que esperar 35 minutos para jugar otra vez. También me gustaba mucho que el mecanismo de tiro es muy original, muy propio. Es completamente nuevo, el retroceso, el tema de la distancia... Es lo que más me gusta de PUBG, aparte del movimiento y las rotaciones.
 
 
Cuando pasas de PUBG a Apex Legends, ¿lo haces también por el enfriamiento de la escena competitiva o hay alguna otra razón? 
 
 
Hay varias razones por las que yo dejé PUBG. Sabía que el juego en algún momento crecería competitivamente, pero yo estaba teniendo una mala racha con los equipos. De hecho, lo que me hizo explotar fue que un jugador de mi equipo, un día antes de empezar la Open Division, lo dejó para empezar a jugar a Apex. 
 
Apex acababa de salir y yo llevaba mucho tiempo aguantando en el PUBG problemas de fotogramas por segundo, había muchísimo "desync", se quebraban las partidas... Yo no puedo jugar un torneo competitivo en el que están pasando cosas así, es muy aleatorio. Más que el propio juego, de hecho. Mucha gente piensa que la aleatoriedad era del propio juego, pero había otros problemas aparte. 
 
Me estaba frustrando demasiado y decidí aprovechar e ir a Apex. Era un juego que me gustaba, me encantaba el nivel individual que requería, funcionaba correctamente y, bueno, aquí estoy ahora mismo, en el Apex. 
 
 
¿Qué es, según tú, lo que diferencia a Apex de otros juegos del género Battle Royale? 
 
 
Lo que más me llama a mí, por ejemplo, es que las partidas son más rápidas y las mecánicas del juego también. Es puro nivel individual, es un juego en el que el seguimiento con el arma, al igual que en Overwatch, es de lo más importante que hay, aparte de tener capacidad para hacer "flicks" cuando utilizas la Scout, la Wingman, o armas que son de bala a bala. 
 
Eso es lo que más me gusta del juego, las mecánicas y lo rápido que avanza una partida desde que empieza hasta que acaba. Es más fácil para mí de jugar al ser más entretenido en cuanto a mecánicas. Sí es verdad, sin embargo, que, al ser todo tan rápido, la satisfacción que te da conseguir una victoria era mayor en PUBG, porque era más difícil, más detalle a detalle. 
 
Aquí en el competitivo también es así, pero al final siguen siendo más partidas, más peleas y menos posicionamiento. Cada uno tiene sus cosas. Uno es más de puntería y otro es más de esperar un poco y pensar un segundo.
 
 
Llevas bastante más tiempo en activo que la media de jugadores profesionales. En 2013, sin ir más lejos, participaste en un torneo internacional de CS:GO de FACEIT. 
 
 
Ese torneo fue el primero que jugué a mayor nivel. Fue con el equipo que tenía con Mixwell, PyRoX, drifking y psycko. Jugamos contra VeryGames, que era el segundo mejor equipo del mundo en ese momento. Perdimos 16-13, pero jugamos juntos y estuvo muy bien. De eso han pasado ya seis años. 
 
 
¿Considerarías ese momento, hoy en día, como el cúlmen de tu carrera competitiva?
 
 
No. Viendo los jugadores que son todavía los mejores del mundo en Rainbow Six, creo que el ser campeón del mundo, de Pro League, fue lo más importante que gané. Quizás hay otros torneos, en el PUBG y en el Counter, que también fueron relevantes, porque la gente que estaba en Rainbow está ahora mismo en el top, pero tampoco es tanta. 
 
Cuando llegué a competir en un torneo como FACEIT contra los mejores del mundo en el juego de tiros competitivo por excelencia, eso significó mucho para mí. Lo que es el clímax de mi carrera competitiva, de todas maneras, fue cuando fuimos a Colonia con PENTA que ganamos la Pro League. Luego, quizás hay otros torneos que, no por premios, sino por nivel, también son importantes. 
 
En PUBG, por ejemplo, estuvo la OGN, que fue cuando jugué con Wild Gaming y estaban los mejores clubes de Europa y América. A lo mejor esos fueron los torneos más improtantes en cuanto a nivel, pero mi clímax ha sido sin duda en Rainbow Six. 
 
 
¿En qué has notado la evolución en la escena de deportes electrónicos tanto nacional como internacional durante todos estos años?
 
 
Creo que una cosa que ha pasado en especial en España dentro del Counter, aunque está afectando también a los demás juegos, ha sido el hecho de que Mixwell haya venido otra vez a España. En general, es algo de lo que todo el mundo dentro de este país está aprendiendo, tanto clubs como jugadores españoles, a la hora de trabajar. 
 
Eso se extrapola, dentro de la propia organización, a otros juegos y les afecta también. Creo que son ese tipo de detalles, como los jugadores que vuelven a España después de coger experiencia fuera, lo que hace que este país crezca en cuanto a nivel, profesionalidad y manera de hacer las cosas. 
 
La experiencia que están aportando es lo que está haciendo que España crezca. Todavía, si un jugador quiere llegar a algo tiene que salir fuera de España, porque los jugadores que hay en España que tienen el nivel para jugar fuera deben de jugar fuera. Es un problema de educación y de crecimiento en este país lo que hace que un jugador se estanque aquí y no pueda encontrar las piezas para hacer su propio equipo solo porque no todos están en la misma onda, por así decirlo. 
 
 
Aparte de ser jugador profesional, tú actualmente haces también directos asiduamente. ¿Cuánta importancia tienen los directos en tu carrera dentro de la industria de los videojuegos? 
 
 
Creo que hay juegos en los que no tener una red social grande no es tan importante. Si eres el mejor en Counter, Rainbow u Overwatch, que son puramente competitivos, al final siempre vas a tener una organización, porque, si estás clasificado a un torneo de 200.000 dólares, el club te va a querer fichar. 
 
Cuando llegas a juegos como por ejemplo PUBG, Apex o Fortnite, que están muy dedicados al jugador casual, pero donde también hay una escena competitiva que es al final la que alimenta al juego, creo que tener ese canal de Twitch con muchos seguidores, tener tu Instagram, tu YouTube, tu Twitter y mucha gente que te apoye es lo que a un club, hoy en día, le llama la atención a la hora de ficharte. Dentro de estos juegos por lo menos. 
 
Los primeros torneos que hay en cada juego son los que se crean para aumentar la comunidad de este, por ejemplo Twitch Rivals, que se hizo en PUBG desde el principio. Es para iniciar el juego en el competitivo, pero claro, invitan a personas influyentes y ahí tienes que estar tú, con tus seguidores, para que te inviten. 
 
Es la toma de contacto antes de que empiece el competitivo y ya empiecen a fichar a jugadores exclusivamente profesionales, pero hay que tener siempre mucho cuidado con las redes sociales y trabajárselo desde el principio, antes de que sea tarde. Los seguidores son para siempre y siempre te van a apoyar. 
 
 
¿Cómo valoras actualmente la escena de Apex en ese sentido?
 
 
La gente, incluído yo, tuvimos muchas experiencias desde el principio con el competitivo. Se hizo un Discord profesional, donde estaban los mejores de América, los mejores de Europa y creo que fue lo que llamó a los jugadores competitivos. Ha sido una buena manera de incluirnos a todos en el competitivo de Apex, pero el mayor problema es que no hay servidores personalizados, como había en PUBG. 
 
¿Puedes llamar a eso competitivo? Bueno, sí que puedes, porque hay un bot que dice tres, dos, uno y le damos todos a la vez. Nos metemos todos en un servidor, los de Europa en América y los de América en Europa, para que haya menos gente jugando a la hora que solemos jugar los europeos y tener más posibilidades de que nos metan en la misma partida. Entonces, de veinte equipos, a lo mejor se nos meten diecisiete como mínimo. 
 
¿Lo puedes considerar una partida competitiva? Sí, porque hay diecisiete equipos de veinte que lo son. En PUBG, por ejemplo, son dieciseis equipos. Aquí son uno más en un mapa más pequeño. Pero claro, no es lo mismo. A lo mejor se te para la partida, estás intentando reconectar, no puedes, tienes problemas con el retraso, la desincronización, mucho tiempo de espera... Quiero decir, no hay servidores que te faciliten el progreso de la escena competitiva. 
 
Mucha gente sí que lo está dejando, lo está dejando porque no confía. Ahora va a salir la temporada dos y por lo menos van a meter el sistema de clasificatorias, que a los jugadores profesionales nos llama mucho, pero a ver si dentro de poco anuncian los servidores personalizados. El otro modo competitivo son las "kill races." Así es el torneo de FACEIT que estoy jugando ahora mismo con G2, que tiene 50.000 euros de premio. 
 
Es ir por partidas públicas matando a todo el mundo que puedas, pero está el factor suerte de cuanta gente se esté matando en tu partida, si se ha tirado mucha gente contigo o no... Tu puedes tener una P2000 o una Mozambique y el otro tío, que será un cualquiera, ha cogido una Peacekeeper y un chaleco morado y ya has perdido una de las doce partidas, ¿me entiendes? Es el problema principal que tenemos ahora mismo en Apex. 
 
Tanto muchos otros jugadores competitivos como yo estamos dándole la oportunidad porque es el juego que nos gusta. Por eso estamos quedándonos en lugar de volver a otro juego como PUBG o Counter. Así que a ver que tal sale la segunda temporada. 
 
 
¿Alguna crítica o sugerencia que le quieras hacer a Respawn a este respecto? Porque no parece que se esté centrando en absoluto en hacer de Apex un juego competitivo. 
 
 
Cuando vi el anuncio que hicieron de que se empezaba a limitar el premio de todos los torneos de terceros a 10.000 dólares, me recordó mucho a lo que hizo Overwatch en su día, que fue lo que se cargó, por así decirlo, la escena competitiva. Al no dar información y no permitir a otras organizaciones que hicieran sus propios torneos con grandes premios que mantuviesen a los equipos dentro del juego, TSM, Fnatic y todos estos clubes que quieren jugar torneos con premios de 100.000, 200.000 dólares y en formato LAN, que es lo que importa, se van. 
 
Eso fue lo primero que quizás falló un poco. Yo esperaba que hicieran una liga propia después de hacer eso, que quisieran la exclusividad para ellos. Entonces mira, por lo menos ahora está el torneo de FACEIT, hay un torneo de ESPN de 150.000 dólares, del que jugamos el clasificatorio para Minneapolis... Bueno, las reglas eran un poco raras, las cogías con pinzas.
 
Hay cosas que creo que se podrían mejorar, como no permitir que jugase gente con cuentas de nivel uno solo porque hay más posibilidad de que les toquen rivales peores en la partida u obligar a al menos una persona del equipo a retransmitir el clasificatorio en directo para que nadie pueda hacer trampas e irse directamente a por los demás. Estas cosas son las que están haciendo que los jugadores profesionales dudemos un poco. Si quieren mantener el juego, creo que la escena competitiva es la que lo va a hacer. Somos los que sabemos todo: las armas, lo que tienen que cambiar y lo que falta. 
 
Somos los que más horas le dedicamos y tienen que tener a gente que nos escuche y que esté abierta a tener en cuenta nuestras reacciones. Yo sé que ellos trabajan muy duro para arreglar el tema de los fallos del juego, que es lo más importante, entonces tampoco puedo decirles que lo hagan más, pero sí que les vendría bien lo de los servidores personalizados. 
 
No solo por los jugadores competitivos, sino también para que en los directos se pudiesen hacer partidas con los seguidores y con gente del canal para que más gente vea el juego, que al final es lo que hace que esté vivo. 
 
 
¿Cómo es exactamente tu relación con G2 Esports? Porque parece que no estás contratado como tal, sino que es tan solo una colaboración para el torneo de FACEIT. 
 
 
Conozco a muchos jugadores de G2, desde los que están en Rainbow ahora mismo, que eran con los que yo competía en PENTA, hasta los que me invitaron a jugar el torneo de Apex ahora con ellos, que son phantasy y onscreen. A phantasy, por ejemplo, lo conzoco desde PUBG porque él estaba compitiendo para ellos en el juego. Ahora tienen otro equipo, pero antes jugaba PUBG con G2. 
 
Yo llevaba mucho tiempo jugando con ellos Jugué un invitacional de dos mil euros de premio, el Strong Esports Invitational, y ahí fue cuando les gusté y dijeron que íbamos a jugar este torneo juntos. No es ningún contrato, simplemente me han invitado a jugar con ellos el torneo. Se precipitarían bastante cogiendo un equipo totalmente competitivo viendo el estado en el que está Apex ahora mismo, pero ojalá esto tenga futuro. 
 
 
Eres un jugador que ha cambiado asiduamente de juego, participando en todos ellos a nivel profesional. ¿Crees que un profesional puede cambiarse de juego, dentro de la categoría de juegos de tiro, y mantener el nivel necesario para estar en lo más alto, o es algo específicamente tuyo? 
 
 
Creo que si eres una persona que tienes mucho potencial y que siempre ha llegado lejos, no te costaría tanto el cambio. Puede que haya cambios en cuanto a retroceso, en cuanto a la distancia a la que se dispara, puede haber caída de bala, que fue una cosa que yo nunca había experimentado hasta PUBG, pero yo creo que sí se transmite. 
 
Es una pregunta difícil de responder, porque cada jugador tiene su tope de nivel. He visto muchos jugadores triunfar en otros juegos pero también he visto otros que cambian y se estancan. Por ejemplo, cambian de CS:GO a Overwatch y, como no están acostumbrados a hacer "tracking," se estancan un poco. Sin embargo, hay gente que luego sí que lo consigue y se le da muy bien. Creo que sí se transmite, pero tienes que tener, sobretodo, mucho tiempo, pero también la mayor dedicación del mundo y la actitud necesaria. 
 
Si eres bueno, la actitud es lo que te puede faltar. He visto gente que lo hacía muy bien y luego gente que lo hacía muy mal, entonces es cosa del talento de cada uno y del esfuerzo que tú le pongas. La cabeza es lo más importante. Si tú quieres aprender, vas a ver qué es lo que te pasa en este juego que en el otro no te pasaba y es por lo que estás muriendo tanto. Al final, lo más importante es el sacrificio para aprender. 
 
 
¿Cómo te gustaría que fuese el futuro para el competitivo de Apex Legends? 
 
 
Yo entiendo que, por ejemplo, en los torneos que están haciendo ahora, están invitando a muchos "streamers" y no a los jugadores que son de verdad los mejores. No puedes hacer un torneo de mil dólares de premio e invitar a gente a la que le sigan cien personas, porque no vas a recibir nada a cambio en un juego que apenas se ve. 
 
Creo que está muy bien para subir los espectadores, pero después sí que me espero que tengan su propia liga. Copia de PUBG u Overwatch, esto se trata de copiar. Todo el trabajo ya está hecho, todo lo que tienen que hacer es hacerlo ellos. Lo suyo sería crear una liga con los mejores clubs, una liga inferior, la segunda división y, por último, una división abierta para poder subir. Ahí ya puedes hacer premios y hacer eventos en vivo, que es lo más importante para mantener activo el juego. 
 
 
¿Cómo ves tu carrera profesional en dos años?
 
 
Hay muchas veces que me lo he planteado, viendo que no acaba de explotar lo que es la burbuja y yo tengo ya 26 años y dentro de siete meses haré veintisieste, que ya son bastantes. Creo que puedo tirar hasta los treinta, pero hay veces, incluso hace años, que, aunque creo que todavía puedo seguir como jugador porque tengo nivel, quizás eso de empezar a trabajar en mis labores de entrenador o de manager para un equipo no lo veo tan mal. 
 
Con toda la experiencia que tengo, sé que puedo hacer ese trabajo perfectamente y ayudar a una organización que me quiera, pero creo que todavía puedo tirar como jugador y, ahora mismo, dentro de dos años me veo como jugador. No sé, porque al final esto depende de Apex. Imagínate que sale un juego dentro de un año que es puro competitivo y hace las cosas bien desde el principio. 
 
Si yo estoy ahí, no dejaría mi faceta de jugador. Pero si dentro de dos años sigue todo igual y no acaba de salir un juego que me llame del todo la atención, que no me decepcione, ya me empezaré a trabajar lo que es mi carrera de entrenador. 
 
 
f0rest, uno de los jugadores más famosos de la historia de CS:GO, tiene 31 años y está pasando actualmente por una de las mejores etapas de su carrera a nivel individual. Desde tu perspectiva, ¿consideras que los reflejos y la parte física de jugar a videojuegos va empeorando con los años, o es más bien la mentalidad y las ganas de cambiar de etapa?
 
 
Creo que es todo. Por mi propia experiencia, hace cinco o seis años yo era una bestia con el tema de los reflejos. Tienes mucha energía, entonces la transmites al ratón y a tu cabeza. Tu cuerpo se mueve más rápido, así que reaccionas más rápido y tienes más reflejos. Yo creo que un jugador tiene siempre su plenitud alrededor de los 23 años, por que es cuando tienes toda la experiencia que has podido conseguir si has estado jugando a gran nivel internacional y los reflejos de una persona muy joven. 
 
Al final depende de cada uno, de como se alimente, de como duerma, de como se cuide, de la energía que tenga. Pero creo que, según vas creciendo, vas cambiando el nivel individual por la cabeza, la experiencia y la paciencia, que es una virtud muy importante. Yo creo que a los 31, f0rest lo que tiene es muchísima experiencia. Ha estado siempre en CS:GO, siempre al mayor nivel posible. 
 
Es un jugador que se puede permitir tener 31 años y seguir compitiendo. Es, además, un juego en el que, si no cambias tu forma de jugar, tu ratón, etc., puedes tener aún tu plenitud en cuanto a puntería. A lo mejor no en cuanto a reflejos, tipo escuchar y girarte y pegar un tiro y luego girarte otra vez, pero él se intentará meter en situaciones que pueda controlar utilizando la experiencia que tiene. 
 
 
¿Quienes dirías que son tus mayores rivales, aunque no juguéis todos en la misma partida, en el torneo de FACEIT?
 
 
La verdad que con G2 no estamos teniendo tampoco buenos resultados. En realidad no hay rival en ese tipo de torneos. Creo que sí que podríamos jugar mejor en general, pero a la vez pienso que depende mucho de la gente. Puedes entrenar el "kill race," puedes pensar en dónde suele ir la gente en las partidas, en si este avión es bueno, en si yendo a este sitio voy a matar más gente que yendo a este otro. Eso es lo único que te puedes preguntar. 
 
Pero claro, si al final caes y se matan diez equipos en un minuto, pues no es algo que tu puedas controlar. No es como una partida competitiva, en la que vas a ganar y coger los puntos del primer puesto. Hay gente muy buena individualmente que va a hacer muchos puntos porque pueden ir volando por las públicas matando a todo el mundo, como por ejemplo el equipo de T1. 
 
NRG Esports, que tiene a Dizzy, que todo el mundo lo conoce, son muy buenos también pero mira, la última semana quedaron decimoterceros. Entonces, lo dicho, es un poco aleatorio ese tipo de tornoes. 
 
 
Ya has dicho que en los entrenamientos sí, pero con todos estos problemas que hay en los partidos oficiales, ¿consideras lo que estás haciendo actualmente como algo puramente competitivo?
 
 
Creo que ahora mismo estoy como en una mezcla de hacer directos y una época de crecimiento para mí en juegos Battle Royale, porque creo que sigo aprendiendo. No lo podría llamar puramente competitivo hasta que no haya servidores personalizados y esté en una organización de verdad, con mi contrato y viajando para competir. 
 
 
Con el bagaje que llevas tú en juegos de Battle Royale, ¿por qué no has considerado nunca competir en Fortnite? ¿Qué es lo que te ha mantenido apartado del juego de Epic Games?
 
 
Hubo diez días en lo que dije que me había cansado. No aguantaba más y vi que en Fortnite estaban haciendo las cosas genial, estaban metiendo siempre novedades, el juego iba bien... Por lo menos es lo que yo veía. Entonces le di una oportunidad, pero yo, por ejemplo, el tema de construir es una de esas cosas que me echan para atrás. 
 
El otro día vi un vídeo de un niño de catorce años que movía el ratón a tanta velocidad para construir que subió arriba del todo del mapa en cosa de diez segundos. Veías cómo se movía el cuerpo y la velocidad del brazo y era impresionante. Se veía como se movía en la silla y yo pensaba que estaba, yo que sé, dando vueltas al ratón. 
 
Entonces el chaval a lo mejor hace eso durante una hora y yo pienso que no puedo estar dándole vueltas al ratón durante una hora y no disparar ni una bala. Porque es que es eso. Lo que a mí me gusta de otros juegos que no tiene el Fortnite es que me encanta depender tanto del nivel individual que tienes al disparar como del posicionamiento a la hora de pelarte en las peleas de equipos.
 
Lo valoro mucho más a la hora de competir que, por ejemplo, estar cuarenta personas en el último círculo, que te estén intentando construir el piso de arriba, el de abajo, de repente alguien te mete una trampa de esas y te mueres, o te caes por lo que sea... Son cosas que yo, que soy puro jugador de juegos de tiros, no lo considero totalmente competitivo. 
 
Lo considero "shooter," pero también tiene otros factores, como el de construcción, que me hacen pensar que no acaba de ser competitivo y menos en el estado en el que está el juego con el tema de los bolonchos, que vas dando vueltas por ahí. Tampoco hay servidores personalizados, tienes que irte a una LAN y crear allí un servidor. 
 
Pero eso, que no te lo he acabado de contar. Hubo esos diez días en los que me cansé de PUBG, me decidí a competir en Fortnite y busqué equipo. Acabé con tres chavales que eran muy buenos, estuvimos jugando contra clubes como Giants y Team Queso y no se me daba mal. Ellos construían y se peleaban mientras yo estaba desde lejos ahí disparando y matándoles. Pero bueno, no acababa de convencerme. 
 
 
¿Algún consejo para una persona que sepa que tiene el potencial para formar parte de la escena de los juegos de tiros competitivos pero no sabe qué le puede esperar si intenta hacerlo?
 
 
Creo que lo más importante es que esto es un trabajo duro y cada vez más duro, porque cada vez más gente lo hace. Los que ya tenemos 27 años, en su día lo tuvimos más fácil. Ahora hay muchos chavales que están jugando cada vez más. Si tú de verdad quieres ser un jugador competitivo, el mejor consejo que puedo dar es que, primero, si no sacrificas tu tiempo libre y te lo tomas como un trabajo que te gusta, va a ser mucho más complicado.
 
Si te lo tomas como un trabajo, pero no te gusta, va a llegar la frustración. Si no controlas los enfados y tus ganas de mejorar, no puedes tirarte encima de la gente y esperar ser mejor que ellos y que por eso los tienes que matar aunque no te hayas movido bien por el mapa. Tienes que intentar controlar tus emociones, aprender de cada vez que mueres sobre por qué has muerto, qué podrías haber hecho diferente, por qué has tomado la decisión que has tomado y qué puedes cambiar.
 
Tampoco debes rayarte con las resoluciones ni con el ratón, no tienes que copiar lo que utilice f0rest, por ejemplo, que hemos estado hablando de él. No tienes que coger ni su ratón ni nada porque muchos jugadores son mejores con diferentes ratones y ese jugador puede tener un ratón diferente al otro. Yo lo digo, pero no lo hago. Estoy todo el rato probando diferentes ratones, pero bueno, está bien quedarse con uno. Sobretodo lo que he dicho antes, el aprender de tus errores y el saber que te vas a frustrar muchísimo.
 
Cuando te maten después de tantas horas en el mismo juego te vas a quemar, eso es así, pero si quieres llegar a algo vas a encontrar tu propia rutina de trabajo que te haga hacerlo de una manera un poco más feliz. Yo que sé, a lo mejor descansar un poco, ir a dar una vuelta, a la piscina... No trabajar ocho hora seguidas, porque al final el efecto es el contrario. 
 
 
Por último, ¿algo que decirle a tus seguidores, tanto a los que te apoyan desde tu época en CS:GO como a los más nuevos?
 
 
Sí, claro. Hay mucha gente que me sigue desde Counter o desde Rainbow, desde hace muchos años, y la verdad que son los que me están ayudando a mí a hacerme un nombre. Yo intento devolverle a ellos todo el apoyo que me dan haciendo mi propia comunidad, enseñando y aportando todo lo que pueda, que para eso llevo tanto años en esto. La verdad es que sin ellos yo no estaría creciendo tanto en Twitter, Twitch o YouTube y eso es un apoyo que yo no lo cambio por nada. Se lo agradezco muchísimo y ellos lo saben, que lo digo todos los días en directo. 

 

Foto de cabecera propiedad de ESL.
Autor: Lucas "LuckyNeck" Chillerón.